política

Armando Benedetti llama “ricos y evasores” a quienes critican la reforma tributaria del gobierno Petro

El congresista se fue con toda en contra de los opositores.


Armando Benedetti, quien hoy defiende y apoya las decisiones del presidente Gustavo Petro, criticó de manera directa y concreta a aquellos que, desde la oposición, no apoyan la reforma tributaria que ya se radicó en el Congreso de la República.

“Deberían mostrar la declaración de renta los que hablan en tono dogmático en contra de la reforma tributaria, son RICOS Y EVASORES”, se lee en el perfil oficial de Twitter del senador.

Una de las asociaciones nacionales que salió a criticar la reforma fue La Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica (Acodrés). La agremiación cuestionó la inclusión del impuesto a alimentos ultraprocesados, entre los que se encuentran los embutidos, las bebidas azucaradas, los helados.

Para Acodrés, la reforma “afecta a miles de familias en Colombia que derivan su sustento de preparaciones como la salchipapa, la más vendida en el país en estratos populares”.

“Sin duda, el propósito de atención a la problemática de hambre y desigualdad nos debe convocar a todos los colombianos. La preparación de alimentos y bebidas es una de las opciones de subsistencia a la que más apelan las familias colombianas, siendo la salchipapa, por ejemplo, base de la economía popular. A su lado, se destacan helados, obleas y platos basados en azúcar y ultracongelados, por ser accesibles y de fácil y rápida preparación”, indicó la agremiación en un comunicado.

La asociación solicita al Gobierno y al Congreso el impulso de “herramientas tributarias que favorezcan tanto al recaudo como a la economía popular” y, además, “no gravar insumos”, situación que asegura haría “más inviable la preparación de alimentos y bebidas como medio de subsistencia”.

“Le proponemos respetuosamente a la Comisión Tercera Constitucional de la honorable Cámara de Representantes considerar la inclusión en la ponencia, de la tarifa progresiva del impoconsumo, como una herramienta tributaria de competitividad que nos ayude a contener la inflación, a mejorar el recaudo y a proteger a la gastronomía como un sector de economía popular por excelencia, así como no gravar insumos que harían aún más inviable la preparación de alimentos y bebidas como medio de subsistencia”, dijo Acodrés.

El director de la Dian en el gobierno de Iván Duque, Lisandro Junco, también salió a criticar la reforma tributaria. En entrevista para Noticias Caracol, afirmó que la entidad se dejó con “un recaudo en excedente de 18 billones, ¿eso qué significa? Que es más que una reforma tributaria. Ya tenemos que el próximo año van a llegar más recursos sin hacer una reforma tributaria, porque nosotros, en la Ley de Inversión Social, la tarifa de renta se declara el próximo año y son cuatro puntos porcentuales más, y eso son siete billones de pesos que van a entrar a las arcas del Estado”.

“También se acaban los beneficios tributarios del sector turístico, algunos restaurantes, eso son dos billones de pesos que van a ingresar sin hacer reforma tributaria”, agregó Junco.

Yo creo que sí se tocaría a la clase media, como lo han presentado. Obviamente, soy respetuoso de las políticas del gobierno entrante, pero cuando uno habla de beneficios tributarios, en este gobierno siempre le dimos una contraprestación, porque por ejemplo hoy en día un empresario se le da un beneficio tributario cuando contrata un joven, los estamos motivando para contratar jóvenes, personas vulnerables”, expresó.

Y continuó diciendo: “¿Qué pasa si les quitas ese beneficio tributario?, pues el empresariado no los va a contratar porque no va a encontrar propiamente un valor agregado a su gestión”.

Noticias relacionadas