Home

Política

Artículo

iStockphoto

política

Aumento del salario mínimo: esta es la cifra que propone Fedesarrollo

La Confederación General de Trabajadores pidió un acuerdo transversal que involucre no solo asuntos laborales y económicos, sino también aumento en la producción de alimentos.

Este miércoles arrancará formalmente el proceso para empezar a concertar el aumento del salario mínimo para el próximo año y los diferentes sectores ya empezaron a dejar ver algunas de sus cartas, teniendo en cuenta la inflación, la disparada del dólar, la devaluación del peso colombiano, la crisis de las empresas y la inestabilidad económica que se prevé para 2023, por culpa de la recesión.

Las conversaciones desde ya auguran que, al igual que en otros tiempos, no serán fáciles, puesto que mientras las centrales obreras aseguran que no se puede repetir lo que pasó este año, que la inflación se tragó el aumento del salario mínimo en julio, los empresarios sostienen que se debe proteger el crecimiento económico y que un aumento desmedido podría frenar la generación de empleo y poner contra las cuerdas al país, en tiempos de desaceleración.

En medio de la preparación para dar la discusión, el presidente de la Confederación General del Trabajo (CGT), Percy Oyola, dio a conocer cuánto ha sido la pérdida de poder adquisitivo que han tenido los colombianos y que desde las centrales obreras esperan recuperar.

“Tenemos un salario mínimo que al inicio de este año era más o menos de 252 dólares y que actualmente es el equivalente a 200 dólares, o sea que los trabajadores colombianos han perdido de ese salario mínimo 52 dólares, es una pérdida de 250 mil pesos que indudablemente son parte de este debate de recuperar el poder adquisitivo”, manifestó el líder sindical.

Oyola Palomares fue claro en que el problema no es acordar como tal una cifra, sino “poder mejorar esas condiciones de vida de los trabajadores colombianos y eso pasa por establecer mecanismo que permita proteger ese salario del deterioro que vienen causando los altos precios de la canasta familiar”.

El líder sindical también se mostró abierto a que se llegue un acuerdo con los empresarios y el Gobierno con el fin de llegar a un consenso y que el aumento del salario mínimo para el próximo año se dé de manera concertada antes del 15 de diciembre.

“Estamos abiertos a ese diálogo social que se inicia mañana en perspectiva de poder ver si de aquí al 15 de diciembre llevamos a los hogares colombianos una respuesta positiva de la comisión de concertación de políticas salariales y laborales y que permita un incremento para 2023 que sea fruto del acuerdo tripartito”, concluyó Oyola Palomares.

En medio de estos planteamientos, la Fundación para la Educación Superior y el Desarrollo (Fedesarrollo) también presentó su propuesta de lo que debería ser el incremento del salario para 2023 y dijo que este debería aumentar un 13,5 %, con lo que el rubro mínimo que deben ganar los colombianos quedaría en 1.135.000 pesos.

Luis Fernando Mejía, presidente de Fedesarrollo, sustentó su decisión basado en cálculos que indican que “la suma de una inflación esperada para 2022 de 12,3 % y un estimativo de crecimiento de la productividad total de los factores de 1,2 % indican que técnicamente el salario mínimo debería aumentar un 13,5 % en 2023″.

“Entre otros elementos, la discusión del aumento del salario mínimo en el contexto de la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales debe tener en cuenta: 1) la importante desaceleración del crecimiento económico para el próximo año, que pasará de crecer 7,7 % en 2022 a 1,5 % en 2023; 2) la alta incidencia de la informalidad laboral en el total nacional, que continúa cerca del 60 % de la población ocupada”, dijo Mejía.

En tercer lugar, este centro de pensamiento pidió tener en cuenta la alta tasa de desempleo que, a pesar de un crecimiento de la actividad económica cercano al 9 % en 2021 y 2022, continúa en promedio por encima del 11 %.

Por último, destacó que cerca de la mitad de los ocupados en Colombia tienen ingresos inferiores a un salario mínimo y resaltó que se debe trabajar también sobre este grupo de personas.