Home

Política

Artículo

Panorámica Instalación del Congreso de la República  del periodo 2022 / 2026
Bogotá julio 20 del 2022
Foto Guillermo Torres Reina / Semana
Panorámica Instalación del Congreso de la República del periodo 2022 / 2026 - Foto: Guillermo Torres /Semana

política

Bancada uribista propone reducción inmediata del sueldo de los congresistas con un impuesto de 7 millones de pesos

Los senadores y representantes del Centro Democrático proponen una medida de austeridad estatal y solidaridad.

Los senadores y representantes del Centro Democrático, al igual que la bancada de Gobierno, presentan un proyecto de Acto Legislativo para reducir los salarios de los congresistas. La diferencia de la bancada uribista es que esta no esperaría hasta 2026 para entrar en vigencia, sino que comenzaría desde ya.

El proyecto de ley, que también busca reducir el tamaño del Congreso, busca modificar el artículo 187 de la Constitución para reducir el salario de los congresistas a 23 salarios mínimos legales mensuales vigentes a partir de 2026. Es una baja más ambiciosa que la que propone la bancada del Pacto Histórico, que le apunta a 25 salarios mínimos.

Esta asignación se reajustaría anualmente de forma proporcional al ajuste de precios que se le haga al salario mínimo. Incluso, tiene la posibilidad de ser rechazado por la mayoría en Senado y Cámara. El único requisito es que esta mensualidad no podrá superar los 23 salarios mínimos.

La diferencia es que en esta reforma se propuso un artículo transitorio para la Constitución, el cual baja en un 20 % el actual salario de los congresistas. Incluso, incluye a otros funcionarios públicos con sueldos desde los 10 salarios mínimos.

“Durante toda la legislatura restante a la aprobación de este acto legislativo, como medida de austeridad estatal y solidaridad, los salarios del sector público tendrán un impuesto de hasta el 20 % del ingreso mensual. El Gobierno reglamentará la tabla de tarifas según los montos, empezando desde 10 salarios mínimos mensuales legales vigentes”, dice la propuesta de reforma constitucional.

“Lo anterior será aplicable al salario y demás emolumentos correspondientes a los congresistas”, agrega lo que sería el artículo transitorio.

Si el actual salario de los congresistas es de $ 34′417.000, el impuesto constituiría alrededor de 7 millones de pesos de reducción. En total, si se aprueba la reforma, el sueldo quedaría en 27′533.600.

Según el senador Ciro Ramírez, este recaudo adicional sería dirigido al bono solidario, programa que hará parte de un proyecto de ley que el Centro Democrático radicará la próxima semana.

“Es un bono que se le da a las personas de condición de pobreza extrema y vulnerabilidad. Si al momento de jubilarse no han salido de esa condición, se les otorga como una pensión. Si es posible, cuando ese joven termine un programa técnico, tecnólogo o profesional, se le pueda otorgar en un proyecto productivo”, explicó el senador a SEMANA.

Otra diferencia es que el salario de un congresista seguirá siendo el criterio para fijar el régimen salarial y prestacional de otros funcionarios públicos. En esta propuesta, estos tampoco podrán superar los 23 salarios mínimos.

“Lo anterior será aplicable al salario y demás emolumentos correspondientes a los congresistas. Ninguna remuneración de servidor público excederá la remuneración establecida para el congresista, para lo cual se entenderá por remuneración todas las erogaciones que el Estado le haga a ese servidor público”, se lee en el documento.

Por otro lado, tal como en años anteriores, el Centro Democrático busca modificar el artículo 171 de la Constitución para reducir el Senado y la Cámara de Representantes.

De esta forma, el Senado quedaría integrado por 64 miembros elegidos de la circunscripción nacional por medio de las listas presentadas por partidos o movimientos significativos de ciudadanos. Adicionalmente, habrá un senador por comunidades indígenas y otro por afrodescendientes.

También buscan agregar un parágrafo transitorio al artículo 176 de la Constitución, el cual establecería que, a partir de las elecciones de 2026, se verá reducido el número de curules en todas las circunscripciones territoriales ordinarias en un 20 %.

“Sin perjuicio de lo anterior, el número mínimo de curules que tendrá cada circunscripción será de dos”, dice el documento.

Según el senador Miguel Uribe, se trata de un compromiso con la austeridad del Estado.

“Con esto, el Centro Democrático cumple. Nosotros seguiremos defendiendo la democracia, la libertad y la austeridad en el gasto del Estado”, dijo el senador.

Existe mucha polémica alrededor de la posibilidad de que la reforma de la bancada de Gobierno se apruebe sin una reducción inmediata de los salarios de los congresistas. Se espera un duro debate en torno a este punto.