Home

Política

Artículo

100 días de cambio
Presidente Gustavo Petro - Foto: Guillermo Torres

política

“Deplorable este tratamiento a una mujer trabajadora”: caso de mujer que policías sacaron esposada con su bebé enfureció al presidente Petro

El jefe de Estado reaccionó a un video viral que está rondando las redes sociales con un caso que se registró en Cartagena.

El presidente de la República, Gustavo Petro, no ocultó la molestia que le generó el caso de una mujer en Cartagena que fue sacada esposada por la Policía con su bebé en brazos, al parecer porque estaba reclamando prestaciones laborales que ascenderían a los 2 millones de pesos.

El primer mandatario reaccionó fuertemente a través de su cuenta de Twitter a ese video, señalando que es “deplorable” el trato que se le da a una mujer que está luchando por sus derechos laborales.

“El respeto a las reglas laborales debería ser pan de todos los días. Deplorable este tratamiento a una mujer trabajadora que es portadora de derechos”, dice el mensaje que publicó Petro.

En el material que fue compartido por redes sociales se puede observar a una mujer en compañía de varios uniformados de la Policía Nacional esposándola mientras que quien sería su pequeña hija llora desconsolada. La mujer dice que un almacén de ropa le debe dinero.

No me vayas a quitar a mi niña, ya va, espérate, no me vayas a quitar a la niña, me están sacando de la tienda que me está debiendo 2 millones de pesos. Ponme las esposas por delante, me deben más de 2 millones de pesos hace más de 2 años”, dice la mujer en el video.

Se alista un revolcón laboral en Colombia

El Gobierno del presidente Gustavo Petro presentará en la segunda parte de la legislatura del Congreso de la República, que comienza a mediados de marzo de 2023, un proyecto de ley con el que se busca una reforma laboral en el país.

Entre las propuestas se encuentra acabar con los contratos de prestación de servicios, como lo anunció el propio jefe de Estado en el marco del ‘Foro Iberoamericano: retos de la formalizaron laboral’, en la que cuestionó este sistema por considerar que “explotan a los trabajadores”.

Es importante recordar que los trabajadores de una empresa o entidad se pueden vincular mediante un contrato de prestación de servicios, que no está regulado por la legislación laboral sino la civil, por lo que el contratante no asume ninguna obligación laboral.

En este caso, la persona se contrata para que preste un servicio a cambio de una remuneración que generalmente se denomina honorarios y que puede ser de carácter profesional, técnico o de cualquier otro que no requiera destreza alguna.

El objeto del contrato es prestar funciones como una asesoría, ejecutar una labor determinada, hacer una reparación o mantenimiento, etc., y para ello se elabora un contrato por escrito, aunque nada impide que se realice un acuerdo verbal, en el que se define el servicio a prestar, las condiciones en que se debe prestar el servicio, y la remuneración que pagará al contratista.

El presidente Petro, propuso, en consecuencia, acabar con este tipo de contrato laboral, tras señalar que con eso no se afectaría la economía del país.

“En el mundo formal creemos que el contrato de prestación de servicios no laboral, que encubre una relación laboral de manera mentirosa, solo para sobreexplotar al y a la trabajadora, debe pasar a la historia y que debemos volver a las relaciones laborales pactadas”, aseguró el mandatario.

El jefe de Estado afirmó que “¿Y que eso va a acabar la economía? ¿Qué va a acabar la economía? Pues yo lo que veo es que las economías más desarrolladas tienen salarios más altos que nosotros. Allá podrá haber la discusión. ¿Tienen hoy salarios más altos que hace 15 años?”.

Para el Gobierno nacional, con esta propuesta se busca, esencialmente, la formalización laboral, es decir, que el trabajador pueda recibir beneficios como primas, cesantías y vacaciones, entre otros.

En los contratos de prestación de servicios, el trabajador asume el pago de salud, pensión y ARL, (Administradora de Riesgos Laborales). En este caso, no recibe ninguno de los beneficios determinados por el contrato formal.