Home

Política

Artículo

El expresidente Álvaro Uribe aseguró que Gustavo Petro destila odio.
El expresidente Álvaro Uribe aseguró que espera que a Colombia le vaya bien en el mandato de Gustavo Petro. - Foto: SEMANA

política

Expresidente Uribe habló sobre lo que espera del gobierno Petro | ¿Qué dijo?

Aseguró que se vienen tiempos de consensos y diálogo para el país.

El expresidente Álvaro Uribe, quien se ha mantenido distante de la oposición en Colombia tras la victoria de Gustavo Petro en los pasados comicios presidenciales, habló este fin de semana sobre lo que le espera al país de cara a los próximos cuatro años y las expectativas que tiene del nuevo mandatario nacional.

Al término de un foro regional del Centro Democrático en Pereira (Risaralda) este sábado -17 de septiembre- Uribe Vélez aseguró que inicialmente espera lo mejor para el país, razón por la cual pidió a sus copartidarios en la oposición y al gobierno Petro, que entiendan que se viene un periodo de muchos cambios, donde el diálogo será primordial.

“Yo quiero que a Colombia le vaya bien. Tengo 70 años, soy abuelo y padre de familia; veo a las nuevas generaciones de colombianos, como mirando a mis nietos. Quiero que a Colombia le vaya bien en el Gobierno de Gustavo Petro”, manifestó inicialmente el líder de la derecha política en el país.

En este sentido, indicó que esperan que aquellos que no piensan igual a quienes están actualmente en el poder, defiendan sus ideas con argumentos y propuestas que le ayuden a la ciudadanía y aporten a la construcción de un mejor territorio para todos, entendiendo que lo que se haga desde ahora, será fundamental para las siguientes generaciones.

“La oposición tiene que ser constructiva, propositiva y argumental. Una oposición constructiva se tiene que oponer a muchos temas, con argumentos y mucho respeto a las personas, pero en muchos temas tiene que bregar a construir acuerdos”, agregó Álvaro Uribe Vélez.

Desde uno de los principales centros cafeteros de Colombia, el expresidente de la República recordó que gobernar no se trata de imponer puntos de vista u opiniones y que, por el contrario, se deben construir puentes de diálogo en medio de las diferencias, que es donde realmente surgen las ideas que permiten cambiar la sociedad.

“Por supuesto, el presidente (Petro) ganó las elecciones, nosotros no podemos imponer nuestros puntos de vista, pero sí podemos constructivamente trabajar para lograr opciones, que así no se ajusten plenamente a nuestro ideario, sean útiles para Colombia”, explicó.

Álvaro Uribe culminó su mensaje resaltando que sin importar si se comparten del todo o no las ideas del actual gobierno, lo importante es buscar qué es lo más útil para los ciudadanos, razón por la cual les pidió “bregar” siempre por fomentar el diálogo y tratar de construir acuerdos que generen desarrollo.

Durante este mismo encuentro en Risaralda, el expresidente también habló sobre crisis por invasión de tierras que se está presentando en el país, un tema frente al cual sostuvo que requiere atención inmediata por parte de las autoridades, ya que se está configurando una clara violación de los derechos sobre la propiedad privada.

Hablaré de un tema sumamente difícil: la invasión de tierras. No puedo ocultar este tema porque Risaralda es hoy epicentro de invasión de propiedad estatal y privada. Nosotros aceptamos que el presidente Petro tiene que resolver problemas campesinos, tiene que adquirir unas tierras, tiene que resolver unos problemas de vivienda, ya hay unas tierras de extinción de dominio y tiene que comprar otras”, dijo.

Entonces, “¿qué pedimos? Que eso no afecte la propiedad privada y no estimule el camino de la violencia que es el camino de la invasión. Que hay que comprar 500, 600 mil hectáreas para el sector campesino, que las compran, pero que pongan mucho cuidado porque si se les va la mano y abren una oficina de compra de tierras y el país está asustado, les ofrecen todas las tierras del país y se las venden”, advirtió.

Uribe enfatizó en “que no se ejerce autoridad frente a las invasiones y tarde que temprano aparece la justicia privada y es peor. Nosotros comprendemos la propuesta del presidente Petro de resolver unos problemas de tierras, pero eso no puede ser al costo de permitir unas invasiones que generen de nuevo sangre a manos de la justicia privada. Y no puede ser al costo de atemorizar los sectores productivos del campo”.