Tendencias

Home

Política

Artículo

El presidente Gustavo Petro y su vicepresidenta, Francia Márquez.
Presidente Gustavo Petro - Foto: Presidencia de la República

política

Presidente Petro posesionó a otros seis funcionarios que integrarán el Gobierno nacional, ¿de quiénes se trata?

Dentro de los cargos está el director Migración Colombia, de la Agencia Nacional de Contratación y el nuevo superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, entre otros.

En la Casa de Nariño, el presidente de la República, Gustavo Petro, posesionó a un nuevo grupo de funcionarios que integrará a partir de este miércoles el Gobierno nacional del Pacto Histórico. Se trata de personas que estarán a cargo de entidades como Migración Colombia, la Agencia Nacional de Contratación, la Superintencia de Servicios Públicos Domiciliarios y el Fondo Paz, entre otros.

De esa manera, el mandatario de los colombianos continúa consolidando el equipo de trabajo de su administración para los próximos cuatro años. El jefe de Estado, en la ceremonia, pidió a los nuevos funcionarios que trabajen de la mano con la ciudadanía atendiendo sus necesidades primordiales.

Así mismo, indicó que los directores y superintendentes tienen la misión de luchar en contra de la corrupción para evitar casos que afecten la transparencia del Gobierno nacional, con una coordinación en el programa nacional de austeridad.

Estos son los nuevos funcionarios:

- José Reyes Rodríguez Casas, director general de la Unidad Administrativa Especial de la Justicia Penal Militar y Policial.

- Pablo Francisco Pardo, director del Fondo de Programas Especiales para la Paz del Dapre.

- Stalin Antonio Ballesteros García, director general de la Agencia Nacional de Contratación–Colombia Compra Eficiente.

- Carlos Fernando García Manosalva, director general de la Unidad Administrativas Especial Migración Colombia.

- Sneyder Alfonso Manzur Arrieta, superintendente de Vigilancia y Seguridad Privada.

- Dagoberto Quiroga Collazos, superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios.

Cabe recordar que hace unas semanas también, el presidente Petro posesionó a los funcionarios que estarán al frente de la Unidad Administrativa Especial de Información y Análisis Financiero (Uiaf), la Sociedad de Activos Especiales (SAE) y la Escuela Superior de Administración Pública (Esap).

Nuevas posesiones en la Casa de Nariño
Nuevas posesiones en la Casa de Nariño - Foto: Presidencia

En esa oportunidad, estas fueron las designaciones:

Luis Guillermo Pérez, superintendente de Subsidio Familiar.

Luis Eduardo Llinás Chica, director general de la Unidad Administrativa Especial de Información y Análisis Financiero (Uiaf).

José Daniel Rojas Medellín, presidente de la SAE.

Germán Gómez, consejero para Información y Prensa.

Roberto Andrés Idárraga, secretario de Transparencia.

Jorge Iván Bula, director de la Escuela Superior de Administración Pública, Esap.

Roosevelt Rodríguez, superintendente de Notariado y Registro.

Dentro de las tareas que encomendó en ese momento el presidente Gustavo Petro a los nuevos funcionarios fue la de luchar de manera directa contra la corrupción y trabajar para la equidad del país con políticas públicas.

“Pues aquí va otro contingente. Aquí sí se puede hablar de contingente por la importancia de muchos de los cargos, que a veces no son propiamente los de mayor publicidad, de estelaridad mediática, pero que son absolutamente claves dentro de la política pública que estamos implementando a partir del programa de gobierno votado”, señaló en su discurso.

Y dijo el jefe de Estado: “Y esa importancia estratégica es la que puede permitir, o no, incluso el desenvolvimiento de muchas tareas muy concretas que nos hemos propuesto. Parte de la comunidad de inteligencia que tiene que desplegar la prioridad de su accionar, como lo dije ayer, frente al lavado de activos y frente a la corrupción, muchas veces van juntas, es la misma palabra”.

“Muchas de las circunstancias que vemos a diario, de luchas en territorios, con armas, muertos, confrontaciones por el territorio alrededor de una serie de negocios ilícitos, la cocaína y el oro, fundamentalmente, entre varios, al final tienen como una especie de almendrón, de eje central, de columna vertebral, y es que ese tipo de circunstancias de economías ilícitas necesita volverse dinero ―la economía política diría realizarse―, transformarse en dinero”, anotó.

De la misma manera, hizo una reflexión en esa ocasión: “La cocaína y el oro se tienen que transformar en pesos, no cualquier dinero; una determinada forma del dinero, que es peso colombiano, para que tenga sentido la actividad. Y esa transformación de esas mercancías, hoy ilícitas, en dinero denominado en pesos colombianos, solo se puede hacer a partir de ―en gran escala― utilizaciones mismas del Estado”.

Noticias relacionadas