Tendencias
Velorio
Imagen de referencia, no corresponde al caso en mención. - Foto: Getty Images

bogotá

La extraña muerte de un niño al comerse una gomita | ¿Qué pasó?

El niño tenía once años y vivía en la localidad de Suba, en Bogotá.

Una tragedia vive una familia en la localidad de Suba, en Bogotá. Yuli Andrea Gordillo, madre de David Santiago Bedoya, un menor de once años, denuncia que su hijo murió tras presuntamente ingerir un dulce que contenía LSD.

El pequeño falleció el pasado sábado y ahora la madre del pequeño pide que se investigue qué pasó.

“Mi hermana y mi sobrina estaban en su puesto de tintos, allí llegó un sujeto que les regaló unas gomitas por lo que ellas las trajeron a la casa y las dejaron en la mesa”, contó Yuli Andrea Gordillo, según RCN Radio.

De acuerdo con la mamá del menor, dichos dulces llegaron a la vivienda el pasado miércoles 26 de enero y el día jueves, tanto David Santiago Bedoya, como su hermana, los encontraron sobre la mesa y los ingirieron.

Afirma que luego, David Santiago Bedoya empezó a sentir mareo y frío, razón por la que le pidió a su hermana que llamara a su papá.

Posteriormente, la niña llamó a su tía, quien al llegar a la vivienda trató de socorrer al menor y luego llamó para pedir una ambulancia.

“Mi hermana llegó hasta la casa, allí trataron de ayudar a mi hijo, lo metieron a la ducha para cortar el efecto de la droga, pues se dieron cuenta que había sido el dulce; de allí llevaron a mi pequeño al hospital, pero llegó sin signos vitales”, aseguró la mujer en el medio citado anteriormente.

Y agregó en RCN Radio: “Mi hermana ha entregado varias versiones sobre lo que pasó, nosotros queremos que las autoridades aclaren esta situación que hoy nos deja un gran vacío”.

Tragedia en Barranquilla que involucra a otro menor

Una lamentable historia se conoció en las últimas horas en Barranquilla, Atlántico: un menor de tan solo tres años falleció tras quedar aprisionado entre las barandas de un camarote y la pared.

El trágico suceso habría ocurrido en la noche del viernes 28 de enero, en una vivienda ubicada en la transversal 1C con calle 53A, en el barrio Santo Domingo, suroccidente de Barranquilla. De acuerdo con la historia clínica de atención de urgencias, citada por el medio El Heraldo, la madre del menor ingresó al Camino de Salud Metropolitana, pero el pequeño ya se encontraba sin signos vitales.

“La madre refiere haber dejado al niño en su cuarto –solo– viendo televisión, en la parte de arriba de la litera”, señala la descripción de los hechos contemplada dentro del informe citado. Así mismo, menciona que no habrían pasado más de diez minutos desde que la madre salió del cuarto del menor, cuando ya estaba atrapado.

“(...) Dice que no pasaron más de diez minutos desde que salió de la habitación a preparar alimentos y, al regresar al cuarto, halló al niño atascado del cuello entre la pared y las barandas de la cama litera”, indica la información recogida por El Heraldo.

Previo a que ocurriera el lamentable hecho, según indicó la madre del menor de tres años, el pequeño había sido agredido por uno de sus hermanos, quien, al parecer, lo golpeó con una llanta. Este impacto le ocasionó una laceración en el tórax.

Finalmente, las autoridades competentes se desplazaron a la vivienda donde ocurrió la tragedia para esclarecer las circunstancias en que se presentaron los hechos. De igual manera, personal del CTI se encargó de la inspección técnica del cuerpo del menor y, posteriormente, lo llevaron a la morgue de Medicina Legal para la necropsia de rigor.