deportes

Misteriosa publicación de Teo Gutiérrez parece anticipar su salida del Deportivo Cali

La ruptura de la relación con Mayer Candelo ha activado todos los rumores en torno al delantero.


El Deportivo Cali de Mayer Candelo se hunde en el fondo de la tabla de posiciones de la Liga BetPlay, tras la derrota ante Millonarios en Bogotá y una crisis administrativa que ha trastocado incluso la relación entre el técnico Mayer Candelo y una de sus grandes figuras, Teófilo Gutiérrez, que apenas disputó algunos minutos el sábado en El Campín.

El triplete de Juan Carlos Pereira y un gol más de Juan Pablo Vargas desnudaron las deficiencias en la zona posterior del cuadro azucarero, que no logra encontrar el camino para olvidar los malos resultados del primer semestre y sumar victorias. Candelo ha empezado a ser fuertemente criticado por la hinchada, preocupada por el rumbo de su equipo y con dudas sobre el detonante de la pelea con Teo, al que piden a gritos como líder del proyecto.

En cinco partidos disputados hasta ahora, los caleños apenas suman un punto, producto del empate como local ante Medellín, lo que prácticamente descarta que vayan a estar en los cuadrangulares si no encuentran una solución inmediata a sus males.

Mayer ha decidido jugársela con la confianza a los canteranos, pero ninguna de sus maniobras ha dado resultado, haciendo que Teófilo sea más necesario que nunca en este punto de la temporada. Aun con ese panorama, el técnico no ha dado su brazo a torcer en relación con el estado físico del barranquillero y, de paso, el incumplimiento de un compromiso que adquirieron a principio del campeonato y que no fue cumplido por Teo.

De acuerdo con la versión que ha salido del propio equipo, Gutiérrez pidió un permiso para resolver temas personales, a lo que Candelo accedió sin problemas. El lío es que el ‘29′ no regresó a tiempo por un retraso en el vuelo, algo que no cayó nada bien en la interna del cuadro verdiblanco y terminó desencadenando su ausencia en los últimos partidos.

A pesar de que Teo regresó a entrenamientos y ha cumplido con las órdenes del DT, el sábado tuvo que ver el partido desde el banquillo, entrando cuando Millonarios ya tenía una diferencia prácticamente lapidaria en el marcador. Esa decisión volvió a activar los rumores de salida, que fueron reactivados este lunes con una misteriosa publicación del atacante.

“En el fútbol queda la historia y la alegría por disfrutar”, publicó Gutiérrez junto a una foto del título del Deportivo Cali en 2021, bajo el mando de Rafael Dudamel. Automáticamente, en los comentarios empezaron a especular con un adiós prematuro del jugador, aun cuando su contrato tiene vigencia hasta finales de 2023.

Pero es que a Teófilo no le ha importado en lo más mínimo su vínculo con el Cali, pues a mitad de año amagó dos veces con salir. Primero hizo claros guiños a la dirigencia de Junior para volver y luego activó negociaciones con Peñarol para, supuestamente, rescindir el contrato y llegar en condición de agente libre a firmar en Uruguay.

Ninguna de esas dos opciones se concretaron por decisión de los directivos del elenco vallecaucano, no porque Teo no tuviera la intención de salir al ver que la nómina con la que salió campeón en diciembre quedó prácticamente desintegrada, sumado a la salida de Dudamel por inconvenientes con la junta directiva.

Cali le exigió que si pensaba salir debía pagar una indemnización, algo que frenó todos los planes del jugador y su representante, justo antes del inicio de este caos por resultados y una relación con el cuerpo técnico que no parece estar encaminada a solucionarse.

Pero Teo no es el único que amaga con irse, pues el propio Mayer aceptó que daría un paso al costado si así lo determinan sus jefes. “No me pego a nada porque nada es mío. Si mañana me toca irme, pues me iré o si sigo, seguiré dando lo mejor de mí con todo el amor y el corazón. Soy un hincha del Cali, no había nacido y ya era hincha”, declaró el sábado en la sala de prensa de El Campín.

Lo grave del caso es que el que más sufre con esta situación es el aficionado, triste y preocupado por una ‘pesadilla’ que hasta ahora no ‘pinta’ a tener un final feliz.