deportes

UEFA explicó la razón del caos generado antes de empezar la final de la Champions

El partido se retrasó cerca de media hora por el conflicto generado a las afueras del estadio.


Las escenas de caos de antes de la final de la Liga de Campeones ganada por el Real Madrid este sábado ante el Liverpool (1-0), cuyo inicio se vio retrasado más de media hora este sábado en París, fue provocado por miles de espectadores con entradas falsas, explicó la Liga de Campeones de la UEFA en un comunicado.

“A medida que se acercaba el inicio del partido, los tornos (para entrar en el Stade de France) en el lado de las tribunas reservadas al Liverpool se vieron bloqueados por miles de espectadores que compraron entradas falsas y que no funcionaban”, explicó la instancia europea en su texto.

“Eso creó una acumulación de espectadores que intentaban entrar en el estadio y, en consecuencia, hubo que retrasar 35 minutos el inicio para permitir a un máximo de espectadores con entradas válidas que entraran en el estadio”, añadió el comunicado.

“Como el número de personas fuera del estadio continuaba aumentando después del inicio del partido, la policía tuvo que usar gases lacrimógenos para disperarles”, explicó la UEFA, que precisó que procederá “urgentemente” a una auditoría para saber qué ocurrió, en colaboración con la policía, las autoridades francesas y la Federación Francesa de Fútbol (FFF).

La final de la Champions League 2021-2022 coronó al Real Madrid luego de un partido que en su inicio estuvo marcado por las enormes filas en los accesos, los hinchas enfadados por no poder acceder e incluso por los intentos de entrar irregularmente, que obligaron a la intervención policial y al uso de gases lacrimógenos.

“Problemas inaceptables”

“Estamos muy decepcionados por los problemas de acceso y por las violaciones del perímetro de seguridad que padecieron los hinchas del Liverpool”, explicó el club inglés en un comunicado.

“Es el mayor partido en el fútbol europeo y los aficionados no deberían tener que vivir este tipo de escenas, de las que fuimos testigos esta noche. Hemos pedido oficialmente una investigación para determinar las causas de estos problemas inaceptables”, lamentó el club subcampeón de Inglaterra y ahora subcampeón de Europa.

Una fuente policial indicó por su parte a la AFP que las autoridades francesas habían alertado desde el principio de la dificultad de gestionar la presencia de varios miles de hinchas sin entrada.

Ante esa situación, indica esta fuente, “hemos hecho una comunicación incitativa”, pidiendo a los espectadores con entrada que vinieran al estadio a las 18h00 (tres horas antes del inicio previsto del encuentro) para evitar las aglomeraciones y evitar que “hinchas con entrada se quedaran en el exterior”.

Otra fuente policial estimó por su parte que era “un poco fácil” criticar a las fuerzas del orden, cuando desde el principio habían avisado de la dificultad que suponía canalizar a un número tan importante de aficionados sin entrada.

El ministro del Interior de Francia, Gerald Darmanin, explicó en Twitter que la actitud de “miles de hinchas británicos sin entrada o con entradas falsas que forzaron las entradas” del Stade de France provocaron los problemas.

“Gracias a las muy numerosas fuerzas del orden movilizadas esta noche en este difícil contexto”, añadió Darmanin.

Una fuente cercana al gobierno señaló a la AFP que el problema vino “de parte de hinchas británicos, desgraciadamente acostumbrados a estos incidentes”.

“Solamente unos jóvenes de los barrios se mezclaron en los disturbios, pero fue algo marginal”, añadió la misma fuente.

En un comunicado, la prefectura de policía de París explicó que antes del partido “numerosos hinchas sin entrada para el partido o con entradas falsas perturbaron el acceso al Stade de France, en el nivel del perímetro de seguridad exterior”.

“Ejerciendo una presión fuerte para entrar al recinto, esos aficionados retrasaron el acceso de los espectadores con entrada. Aprovechando esa acción, un cierto número de personas llegó a superar las vallas que protegen el recinto del estadio”, añadió la prefectura, que explicó que la intervención de los agentes permitió “volver a la calma”.

En un primer balance provisional del ministerio del Interior sobre la jornada, no hubo “grandes incidentes en las dos fan zones” (en Saint Denis y en una avenida en el este de París) y se registraron 115 hinchas heridos leves y 53 detenidos.

*Con información de AFP.