La baja cobertura del sistema pensional es uno de los problemas que aspira a resolver Petro, pero los expertos no comparten su propuesta de un sistema de pilares que marchitaría a las AFP.
La baja cobertura del sistema pensional es uno de los problemas que Petro aspira a resolver, pero los expertos no comparten su propuesta de un sistema de pilares cuya base sea cuatro miillones de pesos, que marchitaría a las AFP. - Foto: stock

reformas

¿Qué pasará con la reforma pensional? El lunes 24 de octubre arrancarán las negociaciones

El gobierno Petro ha puesto sobre la mesa más de una reforma estructural, entre ellas, la que modifica las condiciones actuales para jubilarse. El próximo lunes inician formalmente las discusiones en torno a esta iniciativa y al incremento del salario mínimo.

La ministra del Trabajo, Gloria Inés Ramírez, anunció que a partir del próximo lunes 24 de octubre quedarán instaladas las mesas de concertación para la discusión de las reformas pensional, laboral y de salario mínimo para el próximo año. Así lo dio a conocer durante la instalación del primer Foro Iberoamericano ‘Retos de la formalización laboral’ en Bogotá.

Vamos a ponernos de acuerdo para crear unas subcomisiones para empezar a trabajar la reforma laboral, otra subcomisión para la pensional. También trabajaremos la subcomisión de reglamentación y decretos”, dijo.

Estas propuestas fueron contempladas en la pasada Conferencia Nacional del Trabajo realizada por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC). Las mesas tendrán el acompañamiento de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (OISS) y la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia.

Las reformas laboral y pensional, así como el reajuste del salario mínimo, son cruciales para fomentar el desarrollo económico del país en 2023. Así lo expresó durante el mencionado foro el presidente Gustavo Petro, quien nuevamente hizo referencia a su plan de cambios en el frente pensional. Insistió en que la columna vertebral de la iniciativa consiste en que los cotizantes entreguen parte de la cotización a un fondo público, acción que permitirá garantizar una pensión digna para los “viejos y viejas” de Colombia.

A renglón seguido, el presidente señaló que el sistema de pilares que quiere implementar en Colombia con la reforma pensional lograría cubrir el 100 % de la población de adultos mayores, alcanzando, según él, un concepto básico de universalidad

Desde que inició su candidatura presidencial y, posteriormente, fue electo, Gustavo Petro ha hablado en varias ocasiones de la conveniencia del sistema de pilares para Colombia. La propuesta consiste en crear un sistema en el que los fondos privados, administrados por las AFP, y el sistema público, a cargo de Colpensiones, no compitan y se vuelvan complementarios.

Para que eso sea posible es necesario crear un sistema de pilares en el que todas las personas, con sus ingresos de hasta cuatro salarios mínimos (hoy, cuatro millones de pesos), coticen en Colpensiones y de ese valor en adelante tengan la posibilidad de cotizar ese excedente en las AFP.

La idea de ese sistema de pilares es del Banco Mundial, y el primero que quiso implementarla, sin éxito, fue Juan Manuel Santos durante su segundo mandato; en ese momento, el primer pilar iba hasta un salario mínimo.

Iván Jaramillo, profesor de la Universidad del Rosario, explicó hace un mes en SEMANA que, contrario a lo que muchos han salido a decir, la implementación de este sistema no sería una expropiación, pues es una reforma estructural por la que transitan varios países de América Latina para revertir la privatización de los sistemas pensionales.

El problema, dijo Jaramillo, no sería tanto el sistema de pilares, sino el monto de los cuatro salarios mínimos. Por un lado, prácticamente se acabarían las AFP, dado que el 92 % de sus afiliados está en ese nivel de ingresos. Por otro lado, a la nación se le aumentaría su carga pensional, con la agravante de que cada año tendrá más viejos y menos jóvenes que soporten el sistema.

“Estaríamos frente a una expropiación intergeneracional, en la que nos gastaríamos en febrero todo el dinero que tenemos para el año, pues para pagar a los actuales pensionados se sacrificaría a los del futuro”, dijo un analista experto en pensiones.

Además, para septiembre, cuando comenzó a sonar la viabilidad de la reforma, la representante a la Cámara del Partido de la U Saray Robayo se mostró preocupada por la eventual reforma. Aseguró que, aunque es necesario pensar que los adultos mayores cuenten con protección, se debe buscar la fórmula de cómo hacerlo sin afectar la estabilidad de los ahorros de los colombianos.

Esto porque, según la propuesta, la cotización de hasta cuatro salarios debería ser aportada a Colpensiones. Sin embargo, a juicio de Robayo, hay que estudiar muy bien la medida porque esta podría afectar el mercado de capitales, al ser los fondos privados los que tienen mayor participación.

Por el momento, habrá que esperar al inicio y el curso de las negociaciones, pues también está en discusión el aumento del salario mínimo y la reforma laboral que, entre otras cosas, buscaría incorporar nuevamente los pagos de recargos nocturnos desde las 6:00 p. m.