finanzas

Costo de los peajes a cargo de Invías subirán un 5,62 %

El fin de este aumento en sus tarifas es mejorar y hacer mantenimiento de la infraestructura vial del país.


Desde este 16 de enero de 2022 empiezan a regir las nuevas tarifas en los peajes a cargo del Instituto Nacional de Vías (Invías), los cuales aumentarán su costo con respecto al incremento del índice de precios al consumidor (IPC) para el año en curso, con lo que se habla de un alza del 5,62 %.

Las personas que hacen uso de la infraestructura vial de Invías y con el pago de los peajes tienen contraprestaciones como grúa, carro taller y servicios de ambulancia. Estos beneficios están disponibles en nueve corredores viales.

Invías, por medio de un documento oficial, dijo que el fin de este aumento en sus tarifas es mejorar y hacer mantenimiento a la infraestructura vial del país.

“Con el fin de realizar el mejoramiento y mantenimiento de la infraestructura vial del país, a partir del 16 de enero de 2022, el Instituto Nacional de Vías (Invías) actualiza en 5,62 % las tarifas de las 34 estaciones de peajes que tiene a su cargo en este momento, teniendo en cuenta el IPC decretado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) para el año”, cita el texto.

Cabe recordar que estas 34 estaciones de peaje que tiene el Instituto están distribuidas en 15 departamentos del territorio nacional.

Por su parte, el director técnico y de estructuración del Invías, Guillermo Toro Acuña, explicó algunos de los logros alcanzados en materia de infraestructura en el año 2021 con el recaudo de los peajes del año anterior (2020).

“Durante el 2021, con ese recaudo, sumado a la inversión del Gobierno nacional para la modernización de la infraestructura vial, el Instituto logró realizar la rehabilitación de 3.090 km de vías primarias, la construcción y el mejoramiento de 298 km de nuevas segundas calzadas, y logró concluir y entregar el Cruce de la Cordillera Central, la obra de ingeniería más importante del país”, manifestó el funcionario.

Toro indicó que para este 2022 la idea es continuar en pro del avance y el crecimiento para garantizar ejecución en los proyectos planteados.

“Y este año la entidad continuará haciendo grandes esfuerzos para lograr nuevas fuentes de financiación que garanticen los recursos para la ejecución de los proyectos”, concluyó.

Cabe recordar que desde el primero de enero las tarifas de los peajes con referencia a las carreteras en concesión y bajo la supervisión de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) aumentaron.

Mientras algunas alzas tocan directamente el bolsillo de los colombianos, hay otras que los benefician.

A inicios del mes de enero se conoció que 66 de los 74 conceptos que suben sus tarifas a nivel nacional no lo harán en este 2022. Millones de colombianos se están quejando de las alzas que, en general, tienden a ser tantas que el incremento del salario mínimo en 10,07 % se esfuma con rapidez, generando lo que se conoce como pérdida del poder adquisitivo.

El ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, salió al quite y enfatizó en que no tiene por qué estar sucediendo algo así, ya que existe un artículo en el Plan de Desarrollo del Gobierno nacional (el 49) alrededor del cual, en diciembre de 2021, se expidieron 37 actos administrativos para que las tarifas, cobros y otros costos para las familias que estaban indexados al salario mínimo se desvinculen del incremento del salario mínimo.

De acuerdo con las cifras presentadas por Restrepo, en la actualidad, el 89 % de estos conceptos ya no se debe calcular con el incremento del mínimo.

“Después que se aprobó el Artículo 49 del Plan Nacional de Desarrollo, Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad, varias entidades del Gobierno emprendieron la tarea de identificar qué partidas tenían ancladas al salario mínimo para modificarlas”, dice.

Según las cuentas del Ministerio de Hacienda, hace unos tres años se inició la desindexación, por lo cual, “podemos decir que 66 de 74 de estos conceptos ya no se calculan bajo el salario mínimo, lo que significa que el aumento del salario mínimo tendrá, efectivamente, más valor a la hora de pagar por estos rubros”.

Lo que sí, lo que no

La discusión en Colombia alrededor de la indexación de costos al incremento del salario mínimo que se hace cada año lleva mucho tiempo, pues el asunto termina siendo un tiro en el pie. Hay un aumento, pero el poder adquisitivo se pierde, porque al subir el gasto de los hogares con el salario mínimo y no todos los aumentos salariales se hacen con la misma proporción, la plata no alcanza para abastecer las necesidades de las familias.

Y eso que está en la mitad otra situación: la alta informalidad laboral, lo que hace que sean unos pocos los que reciben incrementos en los sueldos por estar vinculados al mercado laboral de manera formal.

Vea aquí el listado (y descargar) de lo desindexado del salario mínimo.