gente

Los pañales de casi 400.000 pesos que Laura Tobón compra para su bebé, ¿por qué ese costo?

La presentadora explicó las razones por las cuales compra los pañales de su hijo, Lucca, en el exterior.


La presentadora colombiana Laura Tobón está viviendo al máximo su nueva etapa como mamá. El nacimiento de su hijo Lucca le ha dado todo un positivo revolcón a su vida.

Desde su nacimiento, en diciembre de 2021, no se ha guardado nada en sus redes sociales y ha mostrado todo el amor que siente por el bebé que concibió con el economista Álvaro Rodríguez.

“Con Lucca mi reloj se frenó y llegó el momento de verdaderamente vivir. Nuestros hijos nos empujan a los límites… nos hacen descubrir nuestra dulzura, nuestra paciencia y generosidad. Explorar nuestra ira, nuestra impaciencia, nuestro egoísmo, nuestro cansancio. Nunca había sentido tantas emociones a la vez desde que Lucca nació”, dijo recientemente la modelo.

Justamente, el amor hacia Lucca la ha llevado a buscar lo mejor para su bienestar. Así quedó demostrado hace unos días cuando contestó francamente a una pregunta de sus seguidores en Instagram.

“¿Harías comerciales de pañales con Lucca?”, cuestionó uno de sus seguidores, a lo que la presentadora contestó que varias marcas se han puesto en contacto con ella para llevar a cabo campañas publicitarias que incluyen a su pequeño. Sin embargo, ninguna la satisfizo porque, señala, no tienen políticas amigables con el medioambiente.

No obstante, dijo que solo hay una marca de pañales con la que le gustaría trabajar. “Me aliaría con Dyper, pañales de bambú, es una marca amigable y sostenible con el medioambiente”, señaló.

La presentadora lamentó que la marca no se consiga en Colombia y mencionó que, como es la que usa su hijo, “siempre me toca pedirlos a Estados Unidos”.

Debido a que los pañales no son nada baratos y superan ampliamente el valor de los que consiguen en el país, la modelo ha recibido múltiples críticas en redes sociales.

Una caja grande (108 pañales) de Dyper, los que usa Lucca, puede costar aproximadamente 95 dólares que, al cambio de la moneda hoy, equivale a casi 400.000 pesos colombianos.

A diferencia de otras marcas del mercado, estos pañales son hechos netamente con bambú. La empresa describe que su productos “están libres de cloro, látex, alcohol, perfumes, PVC, lociones, TBT, parabenos, sulfatos y ftalatos. No están impresos, sin aroma, hipoalergénicos y libres de crueldad para proteger a la próxima generación”.

Afirma además que sus pañales son hechos cuidadosamente “con ingredientes honestos, limpios y puros” y que la sensación del bebé al tenerlos puestos es similar a la de usar un pantalón para hacer yoga, a diferencia de “los pañales convencionales que tienen un ajuste casi de ropa interior”.