gente

Muerte de Olivia Newton-John: la historia de su exnovio que fingió su muerte por 11 años

Patrick MacDermott se inscribió a una excursión de pesca y nunca regresó a su casa.


Olivia Newton-John, recordada por su papel en la película de culto Grease, entre otras cintas de Hollywood, falleció en su rancho en California, una muerte que enluta al mundo del entretenimiento.

Con su fallecimiento, son muchas las historias alrededor de la vida de la popular ‘Sandy’ que han vuelto a la luz. Una de ellas es la de la supuesta muerte de su exnovio Patrick MacDermontt, quien apareció vivo 11 años después.

Luego de un difícil divorcio con Matt Latranzi, la actriz conoció al fotógrafo Patrick MacDermontt de quien se enamoró perdidamente y formalizó su relación en 2003.

Sin embargo, y pesar de que la relación se veía muy estable, en julio de 2005, MacDermontt se inscribió a una excursión de pesca en California y, tras embarcarse, desapareció sin dejar rastro.

Los cuerpos de rescate, las autoridades y la guardia costera del Estado buscaron por cielo y tierra al fotógrafo sin poder dar con su paradero.

Para 2008, las autoridades decidieron cerrar el caso y concluyeron que lo más probable era que la barca en la que viajaba el fotógrafo se volcara y falleciera en el mar abierto.

Olivia y Travolta usaron los vestuarios originales de Sandy Olsson y Danny Zuko, durante una serie de veladas en las que interpretaron algunas canciones y bailes de Grease en varias ciudades de Florida.
Olivia y Travolta usaron los vestuarios originales de Sandy Olsson y Danny Zuko, durante una serie de veladas en las que interpretaron algunas canciones y bailes de Grease en varias ciudades de Florida. - Foto: THE GROSBY GROUP

La pérdida de su novio fue uno de los momentos más difíciles para la actriz. En varias entrevistas de televisión, manifestó que estaba devastada y que fue muy duro para ella y su familia continuar sin su novio a su lado.

La actriz continuó con su vida y poco después se casó con John Easterling, con quien estuvo hasta el final de sus días.

Sin embargo, si bien la actriz continuó con su vida tras el trágico momento, los medios de comunicación locales no podían entender cómo MacDermontt podía haber desaparecido de la faz de la tierra durante una excursión pesquera.

Tal fue la duda que la cadena de televisión NBC decidió contratar una agencia de investigadores privados para que hicieran un seguimiento al rastro del fotógrafo y pudieran descubrir la verdad sobre los hechos.

Philiph Klein fue el detective encargado de perseguir las pistas del fotógrafo. Después de conocer algunos documentos oficiales, se supo que MacDermontt tenía deudas que superaban los 30.000 dólares y que uno de sus hijos había cobrado un seguro de vida a su nombre tras haberse declarado muerto.

El detective creó un sitio web en el que pedía información sobre el fotógrafo desaparecido y descubrió que una dirección IP era recurrente visitante del portal y que se conectaba desde Sayulita, Nayarit, en México.

Klein decidió seguir su intuición y viajó a México. Con diferentes contactos logró conseguir una fotografía de un hombre muy parecido al fotógrafo y decidió publicarla en un periódico, confirmando que se trataba del exnovio de la actriz que se presumía muerto.

La noticia ocupó los titulares de los principales medios del mundo y tomó por sorpresa al mundo del entretenimiento.

MacDermontt decidió fingir su muerte para evitar pagar las deudas que lo abrumaban y empezar una nueva vida en México, al parecer, con la complicidad de algunos familiares y amigos.

Para la actriz, enterarse de que su pareja, a la cual le había hecho el luto 11 años después, estaba vivo, fue una noticia impactante, pero fue muy reservada sobre el tema.

Chloe Rose Lattanzi, hija de la actriz, aseguró al medio australiano New Idea que su madre no podía creer que él estuviera vivo después de tanto tiempo, ya que su muerte fue: “realmente devastadora. Ha sido difícil para nosotros. Es duro, nosotros perdimos a alguien”.

A pesar de que para ella fue uno de los momentos más complicados, la actriz continuó con su vida, cerrando ese duro capítulo y siguió adelante en compañía de su familia.