televisión

Conmovedor: participante de La Voz Kids lloró desconsolada ante los jurados

Aunque cantó con voz potente, la menor no logró convencer a los jueces y ninguno volteó su silla.


El reality de La Voz Kids está en su faceta de audiciones y aunque muchos pequeños han sido elegidos por sus talentos, -y de hecho los mismos jurados se han peleado por ser los entrenadores de algunos de ellos- otros no han podido convencerlos de que merecen estar allá.

Tal es el caso de Mariana, una pequeña de nueve años que adicionó en la noche de este ocho de agosto y, aunque tiene una potente voz, ninguno de los jurados volteó su silla.

La pequeña interpretó la canción “Nunca es suficiente”, de María Daniela Azpiasu y Natalia Lafourcade. Con un traje azul brillante y una hermosa flor en su pelo, la menor le puso todo el sentimiento y la puesta en escena que se requería, pero no le alcanzó.

Una vez terminó su presentación, y al notar que ni Andrés Cepeda, ni Kany García ni Nacho se voltearon, la pequeña rompió en un llanto desconsolado.

A su vez, la madre de la pequeña que se encontraba atrás del escenario tampoco pudo contener sus lágrimas al ver a su hija triste por no haber podido ser elegida.

Los jueces trataron de animarla con palabras de aliento y motivándola a que se prepare un poco más para poder presentarse el próximo año y conseguir el anhelado lugar en uno de los equipos.

“Ojalá sus lágrimas fueran de alegría nada más”, dijo Kany García, a lo que Cepeda respondió “aunque las cosas no salieron como esperabas, no significa que no puedas seguir adelante”, animándola a no renunciar a sus sueños.

Finalmente, Nacho le dijo que quizás una de las razones por las cuales no fue elegida es porque todos tienen voces que se parecen a la de ella en sus equipos, pero no tiene nada que ver con su buena voz.

La Voz Kids: niña hizo tierna dedicatoria a su abuelo y puso a llorar a más de uno

Con el pasar de los días, los cupos se van reduciendo y los televidentes esperan conocer la lista completa de competidores que lucharán con sus voces por quedarse con el premio mayor y la posibilidad de arrancar una carrera artística. Los favoritos van apareciendo en el camino con los ritmos y estilos que implementan al momento de cantar.

Recientemente, Yisneidy, de tan solo 10 años, logró robarse las miradas y los aplausos del público nacional luego de subir al escenario a dar una muestra del talento que corre por sus venas. La pequeña marcó huella en el formato televisivo con un emotivo momento, el cual llevó a más de un famoso a soltar lágrimas.

De acuerdo con lo que quedó plasmado en el reciente capítulo del programa, la menor cautivó con su forma de cantar y el sentimiento que le implementa a cada uno de los temas que decide interpretar. La niña se le midió a presentarse en la audición con la canción ‘Ódiame’, de Rafael Otero, despertando curiosidad en los matices que tiene.

Pese a que su corto show solo logró que Nacho se girara para que integrara su equipo, Yisneidy terminó conmoviendo a algunos de los integrantes de la producción, como Laura Acuña, quien se mostró emocionada con el bello momento del programa.

Aunque que la voz de la niña logró alegrar a los presentes del set, una pequeña dedicatoria fue la que tomó protagonismo una vez la concursante se percató de que había pasado a la siguiente fase de la competencia con el grupo del venezolano.

Según se observó en el capítulo, Yisneidy quiso hacerle una petición a Kany García, una de las entrenadoras de la temporada. La participante le dijo a la puertorriqueña que si podía cantar con ella un pedazo de un tema que le quería dedicar a su abuelo, el cual había fallecido tiempo atrás.

Kany, quiero dedicarle una canción a mi abuelito que está arribita en el cielo, y era para ver si podías cantarla conmigo… la canción es ‘Confieso’”, indicó la menor, recibiendo una respuesta positiva de la cantante.

“Claro, me voy para allá contigo”, dijo Kany, quien se puso de pie de su silla y se dirigió donde estaba Yisneidy, abrazándola y dedicándole unas breves palabras.

Ambas inician este pequeño segmento de presentación, uniendo sus voces para interpretar el tema musical. La emoción de la niña se reflejó en cada línea, al punto que Nacho terminó soltando lágrimas y secando sus ojos.

Finalizando la dedicatoria, Yisneidy exclamó duro: “Te quiero mucho, abuelo”, por lo que más de uno no evitó ponerse nostálgico, incluyendo a las familiares que acompañaron a la pequeña a la audición.