astronomía

Bola de fuego fue captada en el cielo de una ciudad mexicana. La Nasa se pronunció

Los afortunados grabaron el fenómeno astronómico a través de aparatos móviles y fue compartido en las redes sociales.


Varios ciudadanos de Culiacán, en México, se emocionaron y asombraron al ver pasar una bola de fuego a las alturas del cielo durante la madrugada del lunes 21 de marzo. Según las declaraciones hechas por expertos, el elemento es un meteorito.

Por medio de redes sociales se hicieron virales las imágenes del fenómeno, además, también hay un video que consigna el movimiento del cuerpo celeste y se ve nítido.

De acuerdo con la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio, más conocida como la Nasa, lo que se vio en el cielo fue un meteorito desprendido que recorrió a 2,5 millones de kilómetros del planeta Tierra y tenía una velocidad de 124 mil kilómetros por hora, explicó la agencia de Gobierno estadounidense al medio mexicano Azteca Noticias.

Juan Espinosa Luna, vocero del Centro de Ciencias de Sinaloa, mencionó en el citado medio que confirmó el movimiento y “estaba mirando que es parte del desprendimiento de un asteroide, de un meteorito denominado 2001 FO32. Este ya estaba previsto que para más o menos entre el 20-21 estaría pasando cerca, relativamente cerca de la Tierra”, dijo el experto en investigación científica.

Además, Espinosa agregó que la magnitud del cuerpo celeste era realmente grande y “pocas veces se puede observar, realmente son dimensiones grandes de estos fragmentos y, como se estima que este meteorito es totalmente de hierro, por eso es que tardó bastante la incineración”, precisó.

Por su parte, la Nasa indicó que el 2001 FO32 ha sido, hasta el momento, el meteorito más grande y con mejores proporciones que se ha acercado al planeta azul, habitado por los seres humanos, también dio a conocer que para el año 2052 se podría volver a ver este fenómeno astronómico.

Esta es la pieza audiovisual que muestra el paso del cuerpo celeste sobre el cielo mexicano:

El Museo de La Plata, en Argentina, dice que la Tierra recibe cada año unas 200.000 toneladas de partículas de polvo que no son perceptibles. Sin embargo, para el caso de los meteoritos estos sí son perceptibles y un claro ejemplo han sido los fragmentos de video que las personan han logrado consignar en su teléfonos móviles.

Según la facultad de ciencias naturales y museos, de la Universidad Nacional de La Plata, los meteoritos, en su mayoría provienen del cinturón de asteroides, anillo discontinuo ubicado entre Marte y Júpiter, en el que millones de trozos de rocas y polvo estelar giran alrededor del Sol desde hace unos 4.500 millones de años. En palabras más especificas, señalan que se trata un objeto que ha caído a la Tierra desde el espacio.

Algunos datos sobre los meteoritos, fragmentos de cuerpos celestes

  • No son “piedras” negras: son oscuras solo por fuera ya que poseen una fina película llamada costra de fusión, según astrónomos.
  • No son esponjosos o cavernosos: a pesar de presentar surcos en la superficie, en su interior no tienen canales, cavidades, como una esponja, explica el Museo de La Plata, Argentina.
  • No son piedras preciosas: si alguien encuentra una piedra preciosa ella no tendrá una fina costra de fusión por fuera. Probablemente no será un meteorito, agrega el mismo espacio cultural y de enseñanza.
  • Más de la mitad de los meteoritos son desintegrados al entrar en la atmósfera, una gran parte cae en el mar y solo una pequeñísima parte es descubierta en tierra firme, informa el Banco Bicentenario del Pueblo.
  • El mismo medio dice que su composición, según los astrónomos, es lo que permite hacer una clasificación de estos: de tipo pedregoso o de tipo ferroso, los primeros son principalmente de hierro o níquel y los otros son una combinación de los dos anteriores.