Tendencias
El candidato presidencial de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol, del principal opositor Partido del Poder Popular, hace gestos a sus seguidores durante un mitin de campaña electoral en Seúl el 8 de marzo de 2022, antes de las elecciones presidenciales del 9 de marzo.
El presidente surcoreano Yoon Suk-yeol afirmó que responderán severamente tras las acciones de Norcorea. - Foto: AFP

mundo

Corea del Sur insiste en una “respuesta severa” tras el lanzamiento de misil al mar de Japón por Corea del Norte

Japón emitió una alerta de evacuación a sus ciudadanos luego de que el misil sobrevolara el país.

Tras el lanzamiento del misil balístico que Corea del Norte disparó este lunes 3 de octubre hacia el mar del Este, pero que irregularmente pasó sobre algunas regiones del país nipón, lo que causó que se emitiera una alerta de evacuación a algunas poblaciones japonesas, Corea del Sur se pronunció y prometió una respuesta contundente.

El presidente de Surcorea, Yoon Suk-yeol, indicó que este último lanzamiento fue otra “provocación de Corea del Norte... violó claramente los principios y normas universales de las Naciones Unidas”. Por esto, Yoon “ordenó una respuesta severa y tomar las medidas correspondientes en cooperación con Estados Unidos y la comunidad internacional”, según un comunicado emitido por la oficina del mandatario.

Es de recalcar que hacerles frente directo a las maniobras de Norcorea fue una de las promesas de campaña de Yoon, quien tras su llegada al poder ha marcado una notable diferencia entre el trato de su antecesor con respecto a las relaciones con Pyongyang.

Entre tanto, la última vez que Corea del Norte disparó un misil por encima de Japón fue en 2017, en medio de un periodo de alta tensión entre el dirigente norcoreano Kim Jong Un y el entonces presidente estadounidense Donald Trump.

Sin embargo, para este lunes, el ejército surcoreano indicó que había “detectado un presunto misil balístico de alcance intermedio que fue lanzado desde la zona de Mupyong-ri en la provincia de Jagang sobre las 7H23 (22H23 GMT del lunes) y pasó por encima de Japón en dirección este”.

Una vez fue detectado el lanzamiento del misil y su trayectoria, las autoridades niponas urgieron a evacuar a los residentes de dos regiones septentrionales hacia lugares seguros, para que sus habitantes se refugiaran dentro de edificios o bajo tierra.

En un comunicado, el Estado Mayor Conjunto dijo que el ejército nipón “mantenía una posición de preparación completa y cooperaba estrechamente con Estados Unidos mientras reforzaba la vigilancia”.

“Se cree que un misil balístico ha pasado por encima de nuestro país y ha caído en el océano Pacífico. Este es un acto de violencia después de recientes disparos repetidos de misiles balísticos. Lo condenamos vigorosamente”, dijo el primer ministro Fumio Kishida.

Con las negociaciones con Washington y Seúl paralizadas desde hace tiempo, Kim redobló sus esfuerzos para modernizar el arsenal de la potencia nuclear y desplegó un número récord de ensayos armamentísticos, incluido el del primer misil intercontinental lanzado desde 2017.

La semana pasada, Pyongyang disparó hasta cuatro misiles balísticos de corto alcance, incluido uno apenas horas después de la visita de la vicepresidenta estadounidense Kamala Harris a Seúl. Es de agregar que Harris se trasladó hasta la zona desmilitarizada que divide la península para demostrar el compromiso de la Casa Blanca con Corea del Sur.

Además, el lanzamiento se da justo cuando Seúl y Washington desplegaron ejercicios navales a gran escala frente a la península y el viernes tienen previstas unas maniobras submarinas con Japón, las primeras en cinco años.

Estos ejercicios causan malestar a Corea del Norte, que los ve como ensayos para una eventual invasión. “Si Pyongyang ha disparado un misil por encima de Japón, esto significaría una escalada significativa en sus provocaciones recientes”, dijo Leif-Eric Easley, profesor de la Universidad Ewha en Seúl.

“El régimen de Kim está desarrollando armas como cabezas atómicas tácticas o misiles balísticos disparados desde submarinos como parte de una estrategia a largo plazo para superar a Corea del Sur en una carrera armamentística y abrir brechas entre los aliados de Estados Unidos”, añadió.

Washington y Seúl llevan meses advirtiendo que el país comunista prepara una nueva prueba de un arma nuclear. Según ellos, esto podría pasar poco después del Congreso del Partido Comunista de China el 16 de octubre.

*Con información de AFP