chile

Dos hechos delictivos prenden las alarmas al interior del Gobierno de Chile, ¿qué pasa con la seguridad?

La casa de la ministra de Defensa, nieta del expresidente Allende, fue asaltada por desconocidos, quienes golpearon a un hijo de la funcionaria, y amenazaron a su esposo.


Este sábado, las autoridades de Chile revelaron la ocurrencia de dos nuevos hechos de inseguridad que tienen en alerta a los miembros del gabinete del presidente de ese país, Gabriel Boric, luego de que se confirmara que uno de los escoltas del mandatario resultó herido durante el robo de un automóvil oficial; situación que se suma a un hecho vandálico en contra de la residencia de uno de los ministros de ese país.

Según precisan medios internacionales, el ataque al que se refieren las autoridades chilenas, se trata de un asalto a la residencia de la ministra de Defensa de ese país, Maya Fernández, quien es nieta del expresidente de ese país, Salvador Allende.

De acuerdo con la información revelada por medios locales de Chile, el ataque en contra de Maya Fernández ocurrió la noche del pasado viernes, cuando sujetos armados ingresaron a su residencia, ubicada en el barrio Ñuñoa, preguntando por la funcionaria; no obstante, ante la ausencia de la mujer en su casa, los delincuentes arremetieron contra su hijo y su esposo, a quien amenazaron.

En declaraciones entregadas a la prensa local, el general de la Policía de Chile, Jean Camus, advirtió que “producto de este delito, sujetos desconocidos sustrajeron especies y un vehículo” de la residencia, explicando que se desconoce cuál era la intención real de los maleantes, quienes indagaron por la ministra, descendiente del derrocado mandatario Allende.

En declaraciones recogidas en lo corrido del más reciente mes, altos funcionarios del gobierno Boric, como el subsecretario de Prevención del Delito, Eduardo Vergara, han expresado la preocupación institucional por el incremento de los hechos de inseguridad, advirtiendo que los delitos que se presentan en Chile presentan una considerable gravedad.

En virtud de lo anterior, Vergara sentenció que, actualmente, “Chile vive el peor momento en materia de seguridad desde el retorno de la democracia”.

Sobre el robo de un vehículo oficial, adscrito al esquema de protección del presidente Boric, medios internacionales precisan que durante la noche del pasado viernes, también se presentó un hurto en contra de uno de los trabajadores del equipo de seguridad del mandatario, quien resultó herido en uno de sus brazos, cuando, mientras se transportaba en uno de los vehículos de referido programa de defensa, fue abordado por delincuentes, quienes le despojaron del carro, y le propinaron un disparo.

De acuerdo con la prensa internacional, el asalto ocurrió en inmediaciones del barrio San Miguel, en Santiago de Chile, cuando el conductor se dirigía al palacio de Gobierno para dejar allí el vehículo asignado, y terminar su turno de trabajo.

Al momento del atraco, el referido funcionario del equipo de seguridad de Boric, se transportaba solo en el automotor hurtado, hecho en el que los delincuentes también lo llevaron hasta una zona apartada en el norte de la ciudad, para finalmente abandonarlo allí, pese a estar herido.

Luego de las revelaciones de estos nuevos hechos de inseguridad, el citado subsecretario de seguridad, afirmó que por parte de las autoridades se ha evidenciado la necesidad de redoblar nuestro compromiso por la seguridad y aumentar los niveles de eficiencia para encarar los delitos en Chile”.

En ese mismo sentido, el viceministro Manuel Monsalve, en declaraciones recogidas por AFP, advirtió que las primeras hipótesis sobre el aumento de la inseguridad en el país, se deriva de bandas dedicadas al crimen organizado.

Para enfrentar la situación, las autoridades han advertido la necesidad de un trabajo mancomunado entre las distintas fuerzas del orden que operan en el país.

Por otra parte, recientemente en ese país generó conmoción la noticia de la muerte de una periodista, quien permaneció varios días en grave estado de salud, tras haber sido objeto de un disparo, que le impactó el cráneo, cuando adelantaba labores de su oficio, en el cubrimiento de las marchas del día del Trabajo, el pasado 1 de mayo.

En medio del repudio desatado por esta muerte, el pasado jueves, cientos de manifestantes salieron a las calles para protestar por el hecho, generando algunos hechos vandálicos en la ciudad.

A su turno, el presidente Boric se manifestó para expresar sus condolencias a la familia de la reportera fallecida, reiterando que, actualmente, está en curso la investigación correspondiente, y los presuntos responsables del disparo, han sido detenidos.