mundo

El pedido que hizo Emmanuel Macron para poner fin a la guerra en Ucrania

El mandatario francés dijo que los ucranianos están resistiendo de una forma heroica tras la invasión rusa.


El presidente francés, Emmanuel Macron, estimó el miércoles que son necesarias más “conversaciones” con Ucrania, sin confirmar directamente si viajará a Kiev, ante la expectativa generada por varios medios.

“A las puertas de nuestra Unión Europea se juega una situación geopolítica inédita, donde por todas estas razones, el contexto político y las decisiones que la Unión Europea y varias naciones van a tener que tomar, se justifica que haya nuevas conversaciones en profundidad”, declaró Macron desde una base de la Otan en Rumania.

“Creo que estamos en un momento en el cual necesitamos enviar señales políticas claras, nosotros como Unión Europea, sobre Ucrania y el pueblo ucraniano en un contexto donde están resistiendo de una forma heroica desde hace varios meses”, destacó el jefe de Estado, junto al presidente rumano, Klaus Iohannis.

Macron llegó a Rumania en la noche del martes y cenó con un contingente de soldados franceses desplegados en esta base situada cerca de la estratégica costa del mar Negro.

El presidente francés decidió quedarse a dormir en una tienda junto a los soldados, en lugar de irse a un hotel, y en la mañana salió a correr junto a los uniformados antes de reunirse con su homólogo rumano durante más de una hora.

Después se desplazó a Moldavia, donde será recibido por la presidenta proeuropea, Maia Sandu.

Ucrania espera una decisión de sus aliados sobre nuevas entregas de armas

Ucrania, cuyos combatientes resisten con dificultad ante las tropas rusas en la región clave del Donbás (este), urgió a sus aliados occidentales a tomar una decisión este miércoles sobre nuevos envíos de armas pesadas.

“Ucrania debe conseguir todo lo que necesita para ganar”, exhortó el presidente Volodímir Zelenski, en un discurso pronunciado por videoconferencia ante el parlamento checo.

“Bruselas, estamos esperando una decisión”, añadió en la misma línea su consejero, Mijailo Podoliak, antes de una reunión en la capital belga, en la que participará el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin.

“Recibo diariamente mensajes de nuestros combatientes diciendo: ‘aguantamos, pero dígannos cuándo llegan las armas’”, añadió el asesor en Twitter.

Estos llamados ocurren en momentos en que las fuerzas rusas han intensificado su asedio sobre Severodonetsk y la vecina Lysychansk. Ambas ciudades son clave para la conquista de toda la cuenca del Donbás, en el este de Ucrania, que los rusos ya controlan parcialmente desde 2014.

“Es vital permanecer en el Donbás”, había dicho Zelenski el martes, en su discurso diario a los ucranianos difundido en Telegram. “La defensa de la región es esencial para dar una indicación de quién dominará en las próximas semanas”, afirmó el presidente, que urgió a sus compatriotas a “aguantar”.

Estados Unidos y el Reino Unido prometieron enviar a Ucrania sistemas de lanzacohetes múltiples, con un alcance ligeramente superior al de las armas rusas equivalentes, pero están llegando a cuentagotas.

“Solo hemos recibido un 10 %” de las armas que Ucrania “necesita”, y sin las cuales “no podremos ganar esta guerra”, afirmó la viceministra de Defensa, Anna Maliar.

El secretario de la Otan, Jens Stoltenberg, se unió el martes a la solicitud. “Ucrania debería tener más armas pesadas (...) porque dependen absolutamente de ello para poder hacer frente a la brutal invasión rusa”, dijo tras una reunión con líderes europeos en La Haya.

Por su parte, el ejército ruso intenta interceptar las entregas. El miércoles afirmó haber destruido un almacén de armas suministradas por la Otan, incluidos obuses M777 de 155 mm, cerca de Leópolis, en el oeste de Ucrania.

Con información de AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.