Home

Mundo

Artículo

Elon Musk está intentando reformar Twitter para hacerla una red social que le genere ganancias.
No se sabe si este debate se realizaría de una manera organizada, o simplemente es un llamado de Musk para que se aumente el movimiento en su red social. - Foto: AFP

mundo

Elon Musk invita a los usuarios a un “debate civil” en Twitter

Según el magnate, lo peor que podría suceder es que el contrario logre entender un poco mejor la postura de su contendor.

El multimillonario y ahora propietario de la red social Twitter, Elon Musk, volvió a trinar mediante su cuenta personal. Esta vez enviando una invitación a la puesta en marcha de un “debate civil” en el que se contrasten los diferentes puntos de vista de los usuarios.

Según el magnate, lo peor que podría suceder es que el contrario logre entender un poco mejor la postura de su contendor.

“Solo una nota para alentar a las personas de diferentes puntos de vista políticos o de otro tipo a participar en un debate civil en Twitter. En el peor de los casos, la otra parte tiene una comprensión ligeramente mejor de sus puntos de vista”, escribió Musk en su perfil oficial.

Se espera conocer mayores detalles sobre esta convocatoria que realiza el multimillonario a la opinión pública. Aunque no se sabe si este debate se realizaría de una manera organizada, o simplemente es un llamado de Musk para que se aumente el movimiento en su red social por medio de discusiones constructivas.

Este mensaje se da horas después de que el mismo Musk publicara varias imágenes de algunas diapositivas en las que daban los primeros balances de la compañía tras el cambio de administración.

De acuerdo con las diapositivas, “los registros de nuevos usuarios son un máximo histórico con un promedio de más de dos millones por día en los últimos siete días +66 % vs. la misma semana 21″.

Asimismo, apunta que los minutos activos de los usuarios también se encontraron en su punto más alto con un promedio de casi ocho mil millones de minutos activos de usuarios por día en los últimos siete días +30 % frente a la misma semana, es decir, del primero de enero al 15 de noviembre del 2020, pero de 2021.

Respecto a los usuarios activos diarios monetizables globales, Musk menciona en su presentación que de julio 2 a noviembre 20 los usuarios activos diarios monetizables globales superan la marca del cuarto de billón con una cifra de 253.865.365.

Por último menciona que las impresiones de incitación al odio son más bajas y la suplantación reportada se disparó, luego cayó, en comparación con el año 2021.

El desafío de la publicidad

Elon Musk quiere diversificar las fuentes de ingresos de Twitter más allá de la publicidad, pero ninguna red social masiva logró sobrevivir sin anunciantes.

“Facebook creó el modelo económico”, explica Jasmine Enberg, de la consultora Insider Intelligence: el servicio gratuito se sostiene gracias a la venta de espacios publicitarios.

Este modelo fue particularmente lucrativo para Meta (Facebook, Instagram) y Google o YouTube, capaces de personalizar al detalle los anuncios, a gran escala. Pero “no es la única vía”, matiza la analista.

Ante los recortes presupuestarios de los anunciantes, afectados por la inflación, y la regulación creciente de la colecta de datos personales, “todas las plataformas exploran nuevos métodos” para financiarse.

Desde que Elon Musk anunció la compra de Twitter, los problemas han ido creciendo en la red social
La mitad de los 100 principales anunciantes en esta red dijeron que suspendían o “aparentemente suspendieron” sus gastos de publicidad en la plataforma. - Foto: Getty Images / NurPhoto / Colaborador

La situación era ya particularmente difícil para Twitter, que depende en 90 % de la publicidad, pero es una red de la que los anunciantes pueden prescindir más fácilmente que de otras.

El problema se agudizó desde la compra de la red del pájaro azul por el fundador de Tesla a fines de octubre.

Según la ONG Media Matters, que en el pasado ha criticado al Twitter de Musk, la mitad de los 100 principales anunciantes en esta red dijeron que suspendían o “aparentemente suspendieron” sus gastos de publicidad en la plataforma.

Musk “no entendió que Twitter es una marca en sí misma. La plataforma tenía valor. Ahora las empresas no quieren estar asociadas” a esa red, destaca Sarah Roberts, especialista de redes sociales en la universidad de UCLA.

*Con información de AFP.