estados unidos

Estados Unidos: grandes farmacias pagarán US$650,6 millones por venta de opioides

Se tiene entendido que con esta suma se busca financiar programas de educación y prevención.


Las farmacias Walmart, Walgreens y CVS fueron condenadas por un juez de Ohio a pagar 650,6 millones de dólares a dos condados de ese estado del norte de Estados Unidos por su papel en la crisis de los opioides.

“Un juez federal condenó (a estas tres empresas) a pagar 650,6 millones de dólares” a los condados de Lake y Trumbull, en Ohio, anunció en un comunicado el gabinete de abogados The Lanier Law Firm que defendió a esas localidades.

Esta suma permitirá “financiar programas de educación y prevenir y reembolsar las agencias y organizaciones por los gastos incurridos para manejar la crisis”, agregó.

Walmart anunció en un comunicado su intención de apelar, denunciando un proceso “plagado de errores jurídicos y factuales”.

Los tres gigantes de la distribución en Estados Unidos, que repartieron en su cadena logística masivamente analgésicos a estos dos condados, fueron juzgados culpables en noviembre.

Los abogados de los dos condados de Ohio lograron convencer al jurado de que la presencia masiva de opiáceos fue un problema público y que las farmacias participaron en él, ignorando durante años señales de alarmas sobre prescripciones sospechosas.

Los responsables de los condados “querían simplemente ser compensados por la carga de una epidemia de drogas sostenida por la codicia de empresas, la negligencia y la falta de responsabilidad de estas cadenas farmacéuticas”, comentó su abogado, Mark Lanier, citado en el comunicado.

Las cadenas de farmacias estiman que los farmacéuticos solo respetan las prescripciones legales redactadas por doctores, que recetan sustancias aprobadas por las autoridades sanitarias.

Algunas partes concluyeron acuerdos con los condados de Lake y Trumbull para poner fin a las demandas a cambio de desembolsos. Es el caso de las cadenas de farmacias Rite Aid y Giant Eagle.

La crisis sanitaria que provocó más de 500.000 muertes por sobredosis de opioides en 20 años en Estados Unidos dio lugar a numerosas demandas.

La condena de productores de opiáceos con base en los problemas públicos también ha sufrido reveses en California y Oklahoma.

El verano pasado, CVS, Walgreens, Rite Aid y Walmart aceptaron desembolsar un total de 26 millones de dólares a dos condados del estado de Nueva York.

Aumenta el número de niños intoxicados por productos de marihuana en Nueva York

El personal médico y los organismos de control de la ciudad de los sueños de Estados Unidos, Nueva York, está en constante preocupación debido a que informes del centro de envenenamiento de este lugar consignan que de 2019 a 2022 hay un aumento de seis veces en jóvenes menores de 19 años que se intoxican por el consumo de productos a base de cannabis (marihuana), que parecen golosinas.

No obstante, la alerta aún es más notoria con la población infantil, puesto que los datos indican que, en el mismo período, niños menores de cinco años registran un aumento de casi nueve veces.

Para 2019, la institución Upstate New York Poison Center solo confirmó siete casos infantiles, pero a comienzos de agosto de este año los encargados manifiestan que han recibido un total de 64 llamadas. Lo que significa la mayor cantidad de casos registrados por consumo de marihuana comestible, en años.

Por medio de un comunicado, el doctor Vince Calleo, director médico de la citada institución, dijo que esta situación se da por el diseño y la accesibilidad de los productos.

“Hay múltiples factores en juego en cuanto a por qué estamos viendo un aumento en las llamadas. Algunas de las principales razones por las que creemos que hay este aumento es porque estos productos están más disponibles y muchos productos tienen empaques atractivos”, consideró el experto.

De acuerdo con el aval médico, estos productos también son conocidos como golosinas o caramelos de THC (el principal activo del cannabis). En consecuencia, un niño al ver la envoltura piensa que se trata de cualquier alimento dulce e ingiere más de la “dosis” contemplada para un adulto.

Sin embargo, los conocedores del tema comparten que los efectos que producen estos productos son diferentes a los que se dan por fumar marihuana, ya que los comestibles pueden modificar la conducta por aproximadamente 90 minutos, que puede ser algo más de lo normal, según un reporte de investigación publicado en la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés).

“Nuestra principal preocupación en este momento es la población pediátrica porque la marihuana puede tener efectos graves en sus pequeños cuerpos”, aseveró el doctor Calleo.