Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Balas
Violento robo armado aguó fiesta de graduación en Ecuador. Violentos se llevaron hasta un equipo de sonido usado para la rumba. - Foto: Getty Images

ecuador

Les robaron hasta el equipo de sonido: violentos arruinaron fiesta de graduación en Ecuador

Un grupo de cerca de 15 personas irrumpió en una celebración para despojar a los asistentes de varios de sus objetos de valor, cambiando incluso el festejo por pánico.

Ecuador nuevamente se convierte en escenario de un hecho violento que centra la preocupación de las autoridades y de los ciudadanos, quienes manifiestan la necesidad de que se tomen las medidas necesarias para minimizar el aumento de la criminalidad en su país, luego de que el pasado 24 de septiembre, un nutrido grupo de hombres armados irrumpiera en una celebración particular para perpetrar un intimidante robo.

Según recogen medios locales en ese país, los hecho ocurrieron en inmediaciones de un sector conocido como La Lorena, en la provincia de Santo Domingo de Tsáchilas, más exactamente al interior de una finca o quinta, donde un grupo de amigos se daba cita para la celebración de una graduación; sitio hasta donde llegó una banda de delincuentes fuertemente armados que ‘aguó’ la fiesta y evidenció los graves problemas de seguridad que azotan a Ecuador, y que vienen en constante aumento.

De acuerdo con la reconstrucción de los hechos, y las narraciones de testigos, recogidas por el medio local El Comercio, la interrupción abrupta de la música puso de precedente para los asistentes de que algo no estaba bien en el lugar; momento en que el ambiente se comenzó a enrarecer por la aparición de una serie de hombres desconocidos, fuertemente armados que comenzaron a despojar a los asistentes de sus bienes más preciados, dinero y celulares, e incluso, cargando también con el equipo de sonido que era usado en el lugar para la celebración.

Medios locales refieren que este nuevo hecho delictivo fue premeditado, o planeado, si se tiene en cuenta que la incursión armada evidenció rasgos de preparación logística, en tanto la forma cómo los ladrones abordaron a los invitados, así como por los objetos que se llevaron y la forma en la que arribaron al lugar.

En ese sentido, medios locales han señalado que los delincuentes llegaron hasta la quinta en un grupo de carros, referidos a dos automóviles particulares y un taxi.

De acuerdo con las versiones recabadas por los medios locales, la estructura criminal que protagonizó el asalto estaba conformada por cerca de 15 delincuentes fuertemente armados, que intimidaron a la concurrencia, sin precisar tampoco cuántas personas harían parte del ágape.

Los testigos y víctimas del robo señalaron a medios locales que los delincuentes llegaron al lugar intimidando a los asistentes, efectuando una serie de disparos al aire, y que se mostraron muy violentos a la hora de despojar a los invitados y anfitriones de la fiesta de sus pertenencias.

Otro de los factores que hicieron pensar a los invitados que se trataba de un acto totalmente premeditado es la organización y velocidad con la que se efectuó el robo, pues, según precisan las denuncias, la acción criminal no les llevó más de 10 minutos en ser perpetrada.

Tras la escapada de los delincuentes, las víctimas lograron dan parte a las autoridades a través de la denominada línea Ecu 911, canal a través del que también habían denunciado que, además de celulares y billeteras, algunos de los concurrentes fueron víctimas del hurto de vehículos.

Gracias a la reacción de las autoridades, según recoge El Comercio, los cuerpos policiales lograron la oportuna recuperación de uno de los carros hurtados, el cual se encontró parqueado al interior de una propiedad privada del sector conocido como El Paraíso.

Medios locales han afirmado que, en medio de la ola delictiva y el incremento de las acciones violentas, este no podría ser visto como un hecho aislado, recordando que este tipo de ‘asaltos’ se ha comenzado a popularizar, sembrando el temor en los habitantes de las distintas provincias de Ecuador.

Pese a la violencia de este nuevo caso, las autoridades refirieron que, a diferencia de otros similares, afortunadamente en este no se registraron personas lesionadas, pese al uso de armas de fuego, mencionando que en otros casos recientes, que responden al mismo modus operandi, se han presentado personas afectadas por balas.