Tendencias
Cirugía
La cirugía a un menor para extraer uno de sus penes fue un procedimiento delicado. - Foto: Getty Images

mundo

Menor que contrajo extraño virus tras ser mordido por una garrapata estuvo a punto de morir

El niño de tres años estuvo internado durante cuatro días en una unidad de cuidados intensivos.

A punto de fallecer estuvo un niño en Estados Unidos luego de que contrajera el virus Powassan, que es transmitido por garrapatas. Se trata de Jonny Simoson, un pequeño de tan solo tres años de edad a quien, al parecer, el animal se le adhirió al cuerpo mientras se encontraba en una piscina con su familia.

“No estaba incrustada, no estaba hinchada. La saqué fácilmente con un par de pinzas y todavía estaba viva. Días después solo dejó una pequeña protuberancia roja”, contó a New York Post la mamá del pequeño.

Aunque inicialmente desde la familia del niño no le prestaron mayor atención a lo sucedido, cuentan que con el paso de los días desde la guardería del pequeño les informaron que este estaba indispuesto, ya que padecía dolor de cabeza.

Por tal razón, al niño lo llevaron luego a un centro médico, donde le recetaron medicamentos. Pasaron los días y Jonny Simoson empezó a sufrir también de fiebre, por lo que debió ser llevado a urgencias, donde posteriormente fue internado en una unidad de cuidados intensivos pediátricos luchando por su vida.

“Las cosas se pusieron realmente aterradoras en ese momento. Fue muy frustrante buscar una respuesta. Estábamos aterrorizados de no poder volver a casa con nuestro hijo”, agregó la mamá del niño al medio citado anteriormente.

En medio de su estancia en el hospital, una resonancia magnética permitió a los neurólogos diagnosticar meningoencefalitis, una grave infección en el cerebro.

Finalmente, Jonny Simoson salió victorioso, aunque sufrió graves daños neurológicos. Debido a ello, sus padres debieron enseñarle a comer y a hablar de nuevo.

“Parece haber retrocedido un poco cognitivamente, pero somos optimistas de que su resiliencia lo ayudará”, dijo la progenitora de Jonny Simoson.

Muere niño que pasó un año con una puntilla en sus pulmones

Tristeza en Brasil por la muerte de un niño de tres años, tras pasar un año con una puntilla en los pulmones. De acuerdo con los padres del pequeño, todo ocurrió debido a una presunta negligencia médica, pues aseguran que los médicos no le ordenaron exámenes a tiempo, y que todo se limitó al suministro de medicamentos para tratar los problemas de salud que el menor empezó a padecer.

Los padres del niño contaron a medios brasileños que su hijo, Cauan Araújo Conceição, terminó falleciendo debido a un episodio de bronconeumonía derivado del objeto extraño que soportó el niño en sus pulmones.

Según Cosme Conceição, Cauan se tragó en junio del año pasado un objeto que en ese momento no sabían qué era, razón por la que fue llevado al hospital y, de acuerdo con el padre del pequeño, el médico de turno dijo que no le notaba nada en su garganta.

“Esa noche sentí que se ahogaba, hasta le salía sangre de la boquita. Entonces, inmediatamente lo llevé al hospital, esa misma noche. Al llegar, el médico miró y dijo que no había nada en la garganta del niño”, explicó Cosme Conceição, según el medio brasileño G1 de la red Globo.

Además, contó que con el pasar del tiempo los problemas de salud para el pequeño se fueron agravando y que el pasado 27 de junio, día en que tenía cita con el pediatra, el profesional no acudió a la cita argumentando que estaba enfermo.

Afirman que, finalmente, los médicos cambiaron el dictamen e indicaron que el pequeño padecía de asma, pero no le sacaron exámenes médicos.

“Seguía teniendo fiebre y tosiendo mucho. Desde hace algún tiempo, el dolor había comenzado a llegar. Dolor en el lado derecho, seguía caminando de lado. Siempre lo llevábamos al hospital y solo le daba medicamentos. Luego, cuando el efecto de la medicación pasó, el dolor y la fiebre continuaron”, agregó Clarice Araújo, mamá de Cauan Araújo Conceição.

Teniendo en cuenta que la salud del niño empeoraba, los padres del niño decidieron pagar un examen particular y unos rayos x mostraron que efectivamente este tenía una puntilla incrustada en sus pulmones, por lo que era necesario operarlo de urgencia.

No obstante, ya era demasiado tarde, pues la puntilla ya había afectado seriamente los pulmones del pequeño y este terminó en cuidados intensivos, donde tan solo duró dos días.

Ahora, desde el Hospital Municipal de Canavieiras, lugar donde atendieron a Cauan Araújo Conceição, aseguran que sus padres no lo llevaron con urgencia.

Mientras tanto, los padres desmiente esa versión y, por el contrario, aseguran tener los documentos que culpan de negligencia médica a los galenos.