argentina

Mujer denunció a su vecino por comer carne asada todos los días

Lo peculiar de la petición es que no se trataba por el humo que emana la parrilla o quizá la contaminación, ¿cuál fue la razón de la denuncia?


Todas las personas tienen derecho a ejercer una denuncia por inconformidades o acciones con las cuales no se sienten del todo bien. Sin embargo, en Argentina se difundió una declaración catalogada como insólita debido a que una mujer se quejó de su vecino por comer carne asada todos los días.

Según información recopilada por la Cadena 3 de radio de ese país, una mujer de la ciudad de Villa María, en el centro de la provincia de Córdoba, se dirigió hasta la Defensoría del Pueblo pues, de acuerdo con sus palabras, reclama que no le agradan las prácticas alimenticias de sus vecinos. Todos viven en el barrio Lamadrid.

Más allá de lo que consumen, la razón puntual es la ‘carnita asada’. El citado medio dice que la mujer realizó un proceso formal y legal donde solicitó ante las autoridades encargadas que su vecino deje de comer asados. No obstante, lo peculiar de la petición es que no se trataba por el humo que emana la parrilla o quizá la contaminación; al contrario, ninguno de esos factores eran el causal directo. Al parecer la inconformidad se relaciona con un aspecto económico.

Carne asada
Una mujer argentina denuncio a su vecino por comer carne asada. Imagen: Getty Images - Foto: Getty Images/iStockphoto

“La molestia no es porque la ropa colgada de la vecina se llene de olor a humo, que haya música fuerte o que se escuchen los gritos de los comensales. El fastidio es simplemente porque comen asado, justificándose en los precios que hoy tiene la carne”, manifestó Alicia Peressutti, titular de la Defensoría de esa ciudad.

En vista de que ya se llevó a cabo el proceso, autoridades buscan soluciones y alternativas. Por ejemplo, limitar la frecuencia de consumo de carne al aire libre o, posiblemente, invitar a la vecina.

Inflación de alimentos en Argentina

Para el 2020 la inflación de los alimentos del país latinoamericano fue tres veces la brasileña, cinco veces la chilena y 10 veces la estadounidense, según la Bolsa de Comercio de Rosario. Han pasado dos años y, al parecer, las cifras no muestran mejoras.

El aumento de los precios de los alimentos de la canasta básica familiar ha presentado un problema significativo en Argentina y otros países como Colombia. Una de las razones que analistas económicos comparten es que la alta demanda se podría estar dando por el conflicto ruso ucraniano.

Sin embargo, el Instituto Estatal de Estadísticas (Indec) reveló que en marzo de este año el índice de precios al consumidor parece no tener techo y la cifra se disparó en un 55,1 % anual.

Se trata de una de las inflaciones más altas del mundo. De manera individual, en el tercer mes del año, la inflación argentina fue de 6,7 %, para un acumulado de 16,1 % en el primer trimestre de 2022, según las estadísticas presentadas el pasado miércoles 13 de abril.

Al igual que sucede en Colombia, el rubro de alimentos fue uno de los que más impulsó la alta inflación. En el mes tuvo un incremento de 7,2 %. Pero no fue lo único que le encareció la vida a los habitantes del vecino país. También hubo alzas fuertes en educación (23,6 %), prendas de vestir y calzado (10,9 %) y vivienda, agua, electricidad y gas (7,7 %).

El salto inflacionario de marzo había sido anticipado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien esta semana señaló que la cifra estaría por encima del 6 % mensual.

“La inflación se ataca con política macroeconómica, y aquí se necesitan dos cuestiones: una es un programa económico. Eso ya existe. Pero, por otro lado, se necesita el apoyo político, porque la economía no funciona en un vacío. Si la política está desordenada, es mucho más difícil lograr cualquier cosa”, declaró Guzmán en una entrevista de televisión.