mundo

Presas denunciaron violación masiva en Estados Unidos, ¿qué ocurrió?

La denuncia fue interpuesta por 28 mujeres en un hecho ocurrido en el estado de Indiana.


Mujeres detenidas en una prisión de Estados Unidos interpusieron una denuncia por violación tras una “noche de terror” después de que un guardia permitiera el acceso a prisioneros varones que las agredieron y violaron.

El 23 de octubre de 2021, varios prisioneros de la penitenciaría del condado de Clark, en el estado de Indiana, accedieron al área de mujeres, según las denuncias ante la justicia federal.

Los hombres se cubrieron el rostro y las “amenazaron, acosaron, intimidaron y agredieron” durante varias horas y al menos dos de ellas fueron violadas, según los abogados de las 28 mujeres.

Los intrusos obtuvieron una llave de las celdas de mujeres por medio del guardia David Lowe, quien según se indica en una de las denuncias, recibió mil dólares a cambio de dicha llave.

Curiosamente, pese a la presencia de cámaras de vigilancia (...), ninguno de los agentes de guardia esa noche vino a ayudar”, manifiestan las denunciantes.

Un guardia, que llegó justo después de que los agresores se fueran, mantuvo a las prisioneras con las luces encendidas por 72 horas y en los días posteriores sus objetos personales fueron confiscados.

Las mujeres exigen a la justicia ser indemnizadas por “la violación de sus derechos civiles” y un proceso judicial contra el guardia David Lowe y el comisario del condado, que, según ellas, falló en su deber de protegerlas.

Lowe fue suspendido y acusado por la justicia de Indiana por “negligencia en el cumplimiento de su deber” y “acuerdo con un detenido”.

Contactado por la AFP, el comisario no ha respondido a la solicitud de comentarios.

Con más de dos millones de reclusos, Estados Unidos tiene la población carcelaria más grande de todos los países democráticos.

Tres carabineros retirados de su servicio tras ser acusados de violación

En otros hechos, un nuevo escándalo sacude a los carabineros de Chile, luego de que se conociera que el pasado fin de semana tres de ellos, que participaban de una fiesta en la ciudad de Santiago, fueran señalados de ser parte de un delito de abuso sexual contra una de las mujeres invitadas al lugar, lo que derivó en que, como parte de la investigación, los uniformados tuvieran que ser retirados de sus cargos de manera momentánea.

Según precisaron medios locales de ese país, los hechos ocurrieron al interior de una vivienda en la comuna La Cisterna de Santiago, la capital de Chile, durante la realización de una fiesta, en la que comenzaron a evidenciarse ruidos extraños que fueron puestos en conocimiento de las autoridades por parte de vecinos del sector.

De acuerdo con la reconstrucción de los hechos, recogida por medios locales, los ruidos, consistentes en golpes y gritos, llamaron la atención de los vecinos, quienes procedieron a llamar a la Policía, cuyos efectivos acudieron al lugar para indagar por la ocurrencia de los ruidos descritos; no obstante, una vez allí, una de las asistentes decidió elevar la denuncia, refiriendo que dos de los tres efectivos presentes en el lugar serían los responsables de un caso de violación.

A raíz de la denuncia de la mujer, las autoridades procedieron a realizar la captura de los carabineros allí presentes y puestos a disposición de las autoridades, precisando que, pese a que la denuncia pesa en contra de dos de los tres agentes, el uniformado también fue detenido y vinculado a la investigación.

Una vez ante las autoridades y el Ministerio Público, se determinó que dos de ellos deberían permanecer detenidos, mientras que el restante también continuaría ligado a la investigación, hecho que a su vez ameritó que los señalados fueran retirados de su cargo, de manera momentánea, mientras avanza la investigación.

Tras lo sucedido, en declaraciones recogidas por medios internacionales, el coronel de carabineros, César Tapia, señaló que los casos de violencia en contra de las mujeres son inaceptables, explicando que por ello se dispondrá de las capacidades de la institución que comanda, con el fin de esclarecer la ocurrencia de los hechos denunciados, además de la responsabilidad de los funcionarios detenidos.

Para el uniformado, la entidad no puede aceptar ‘ni aceptará’ que algunos de sus integrantes se conviertan en factores de vulneración de la ley.

*Con información de AFP.