Home

Mundo

Artículo

Indígenas corren peligro en Venezuela: asesinaron a uno por denunciar minería ilegal en ese país
La escasez de mano de obra y suministro de materias primas han “ralentizado la capacidad de las empresas de producir sistemas de armas y entregarlas a tiempo”. - Foto: Getty Images / hyejin kang

mundo

Se estancó el crecimiento del comercio de armas por problemas de suministro

La escasez de mano de obra y suministro de materias primas han “ralentizado la capacidad de las empresas de producir sistemas de armas y entregarlas a tiempo”.

La venta de armas y servicios para el sector militar aumentó en 2021, aunque afectada por problemas de suministro vinculados a la pandemia y la guerra en Ucrania, que deberían amplificar las dificultades y estimular la demanda, señaló un estudio publicado el lunes.

Según el informe del Instituto Internacional de Investigación Sobre la Paz de Estocolmo (SIPRI), las 100 mayores empresas armamentistas vendieron armas y servicios para el sector militar por 592.000 millones de dólares en 2021, un aumento de 1,9% desde 2020.

Pero este crecimiento se vio severamente afectado por problemas generalizados en la cadena de suministros.

“El impacto duradero de la pandemia realmente comienza a notarse en las empresas de armas”, comentó a la AFP Nan Tian, investigador del SIPRI y coautor del informe.

Los problemas de escasez de mano de obra y suministro de materias primas han “ralentizado la capacidad de las empresas de producir sistemas de armas y entregarlas a tiempo”.

“Lo que realmente estamos viendo es un crecimiento posiblemente más lento de lo que muchos esperaban en la venta de armas de 2021″, indicó.

Se prevé que los problemas de suministro se agraven con la guerra en Ucrania, en especial “porque Rusia es un gran proveedor de materias primas utilizadas en la fabricación de armas”, según los autores del informe, pero también porque este conflicto ha provocado un aumento en la demanda.

Sin embargo, sigue siendo difícil evaluar el nivel de este aumento, que depende tanto de la necesidad de los países que han aportado armas a Ucrania, como del agravamiento del entorno de seguridad, lo que significa que “los países buscan adquirir más armas”, según Tian.

Si bien las empresas estadounidenses aún dominan el mercado mundial de armas y representan más de la mitad de las ventas mundiales (299.000 millones), Estados Unidos es la única región del mundo que ha tenido una caída en sus ventas comparadas con 2020.

Entre las cinco mayores empresas del mercado (Lockheed Martin, Raytheon Technologies, Boeing, Northrop Grumman y General Dynamics), solo Raytheon aumentó sus ventas.

Al mismo tiempo, las ventas de las ocho mayores empresas de armas de China se dispararon un 6,3% en 2021 a 109.000 millones de dólares.

Las empresas europeas, que constituyen 27 de las 100 más grandes, totalizaron 123.000 millones en ingresos, un 4,2% más que en 2020.

El informe apunta también una tendencia entre las firmas de capital privado a comprar empresas de armas, un desarrollo que los autores del informe consideran que ha sido más visible en los últimos tres o cuatro años.

Según ellos, esto último podría hacer que la industria armamentística sea más opaca y difícil de rastrear.

“Estas firmas de inversión privadas comprarán estas empresas y ya prácticamente no producirán datos financieros públicos”, explicó Tian.

*Con información de AFP.