mundo

Se hundió el emblemático restaurante flotante Jumbo de Hong Kong, ¿cuál fue la causa?

Este lugar, a lo largo de la historia, recibió a personalidades como: la reina Isabel II, actores de cine, entre otros. Después de cuatro décadas, se inclinó y ahora solo quedará en los recuerdos.


El imponente restaurante flotante Jumbo, antigua atracción turística de Hong Kong desde 1976, se hundió en el mar de China tan solo una semana después de haber sido trasladado a otro ecosistema acuático. La confirmación del descenso fue informada por los propietarios de la estructura que, en un principio, sus 76 metros estaban sobre el mar.

A comienzos de esta semana, la estructura, que tenía la capacidad del ingreso de más de 2.000 personas, se volcó cerca a las islas Paracelso, en el mar de China Meridional. Según los reportes del grupo Aberdeen Restaurant Enterprises, esto sucedió por condiciones adversas.

“La profundidad del agua en el lugar es de unos 1.000 metros, esto hizo extremadamente difícil llevar a cabo trabajos de rescate o salvamiento”, comunicó la organización de servicios de comida y otros usos.

Los propietarios del que era “el gigante flotante” manifestaron sentirse entristecidos con el hundimiento. Por suerte, ninguna de las personas de la tripulación resultó afectada.

El restaurante Jumbo se consideraba como un escenario icónico para el territorio asiático, puesto que su diseño se hizo popular en el cine y, en general, en el mundo.

Construido bajo la idea de plasmar un palacio imperial, Jumbo fue una de las locaciones de varias películas, además, por sus entornos ingresaron personajes influyentes como la monarca de Reino Unido, la reina Isabel II. En cuanto al mundo del séptimo arte, reconocidos actores como Tom Cruise visitaron el imponente sitio turístico.

No obstante, en 2020, como le pasó a la mayoría de establecimientos del mundo, el Jumbo tuvo que cerrar por causa del virus pandémico de la covid-19. En consecuencia, esto provocó un déficit económico con pérdidas de más de 12 millones de dólares y despidos masivos.

Por otro lado, los últimos operadores de la estructura, Melco International Development, hace un mes habían dado a conocer que por causa de la caducidad de la licencia de permanencia, el restaurante Jumbo debía abandonar Hong Kong, pero no se precisó la ubicación donde estaría.

Restaurante flotante Jumbo
Esta foto de archivo tomada el 14 de junio de 2022 muestra una vista aérea del restaurante flotante Jumbo de Hong Kong. (Foto de Peter PARKS / AFP) - Foto: AFP

El pasado martes, 14 de junio, el restaurante había dejado Hong Kong, debido a su historia de permanencia por décadas en el centro de finanzas internacionales, por lo que residentes y habitantes de este territorio sintieron nostalgia. El status de este espacio estuvo en amenaza no solo por la pandemia, también por la represión contra la disidencia.

Como estaba representando una carga financiera para sus inversionistas, Jumbo tuvo que ser remolcado y trasladado a un espacio menos costoso, pues el mantenimiento del restaurante representaba millones de dólares, inclusive, cuando no estaba funcionando por la covid-19.

Antes de que Jumbo partiera de Hong Kong, fue inspeccionado por ingenieros navales, se le instalaron tablones de madera para protegerlo y se obtuvieron todos los permisos necesarios.

“La empresa está recabando más detalles del accidente de parte de la compañía que lo remolcó”, precisó el comunicado.

Sin embargo, la emblemática estructura se fue inclinando y los intentos por salvar el buque fracasaron.

Restaurante flotante Jumbo
(Photo by Peter PARKS / AFP) - Foto: AFP

Por otro lado, Hong Kong ha sido una de las naciones que ha estado en la mira debido a que en febrero hubo un repunte masivo de contagios por la covid-19. De hecho, varios de los hospitales llegaron al borde de la saturación.

Antes de que se dieran los picos de contagios, todos los pacientes eran tratados en salas de aislamiento para pacientes de covid, y sus contactos cercanos iban a un campamento de cuarentena.

Pero la contagiosa variante ómicron expuso las flaquezas de la estrategia y la ausencia de un plan para enfrentar una oleada de infecciones. Hong Kong había detectado poco más de 12.000 casos desde el inicio de la pandemia, pero esta cifra aumentó considerablemente.

*Con información de AP y AFP.