Home

Mundo

Artículo

Dmitri Medvédev
El líder ruso indicó que Ucrania había pensado que obtendría la "seguridad" necesaria en la Otan. - Foto: Getty Images

mundo

“Ucrania puede desaparecer del mapa mundial”: expresidente ruso, Dmitry Medvédev

El líder político se refirió a Joe Biden como un “abuelo con demencia”, además de atacar a la Otan.

Una nueva advertencia lanzó este jueves 21 de julio el expresidente ruso, Dmitry Medvédev, quien es actualmente el vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, afirmando que la Otan estaría creando una “amenaza real”, además de resaltar que Ucrania podía “desaparecer del mapa” si el conflicto continuaba como hasta el momento.

Es de resaltar que este hombre continuamente ha venido lanzando amenazas y advertencias hacia los “enemigos del Kremlin”, “Occidente” o simplemente a Ucrania, con quienes mantienen la guerra directa. Justamente hace unos días indicó que si se atacaba Crimea, entonces el Gobierno ruso respondería contundentemente.

Sin embargo, este jueves 21, en su canal de Telegram, publicó los que serían los “pecados de Occidente”, los cuales, especificó, “Rusia no tiene la culpa”. Entre ellos los que habla sobre la Otan, afirmando que la alianza atlántica estaría afectando las relaciones internacionales al punto de avivar la guerra y provocar una catástrofe.

Que la Otan continúa, contrariamente a la lógica y el sentido común, acercándose a las fronteras de Rusia, creando una amenaza real de conflicto mundial y de muerte de una parte importante de la humanidad”, aseguró Medvédev sobre la organización. Además de esto, también afirmó que era culpa de Ucrania el pensar que la alianza atlántica fuera a proveer la “seguridad” que el país necesita.

“El hecho de que después del golpe de Estado de 2014, Ucrania perdió su independencia estatal y quedó bajo el control directo del Occidente colectivo, y también creyó que la Otan garantizaría su seguridad”, agregó el expresidente ruso, resaltando los “pecados” que tenía Kiev con respecto a su “dependencia” en Occidente.

Y sobre este país también agregó que: “como resultado de todo lo que está sucediendo, Ucrania puede perder los restos de la soberanía estatal y desaparecer del mapa mundial”, sin detallar si esto sucedería por un ataque ruso, la victoria de Moscú sobre Kiev en la guerra o por un supuesto control de la Otan.

Y no terminó sus advertencias sin hacer una crítica directa al presidente estadounidense, Joe Biden, describiéndolo como un “abuelo con demencia”, que según Medvédev había preferido a otro país en lugar de Estados Unidos. “El hecho de que los estadounidenses eligieran como presidente a un extraño abuelo con demencia que, habiéndose olvidado de sus deberes, ama a otro país mucho más que al propio”, acotó el expresidente ruso.

En días anteriores, Dmitri Medvédev, lanzó fuerte advertencia al Gobierno ucraniano ante la posibilidad de que decida atacar Crimea, anexa a Rusia desde 2014.

Medvédev aseguró que las consecuencias ante esto son “obvias” y que si algo así pasa enseguida llegará “el juicio final” y que sería además algo “rápido y muy duro”.

¿Cuántos soldados rusos han muerto en Ucrania?

De acuerdo con un reporte revelado recientemente por los cuerpos de inteligencia de Estados Unidos y de Reino Unido, el número de uniformados rusos que han sido empleados como ‘carne de cañón’ en Ucrania, y han fallecido en el ejercicio de las pretensiones del Kremlin por tomar el dominio de, al menos la región del Donbás, se eleva a 15.000, en lo transcurrido de los cinco meses desde el inicio de la ocupación.

De acuerdo con las estadísticas reveladas en el informe de inteligencia de Estados Unidos y los británicos, las cifras reveladas evidenciaron que el desarrollo de la guerra en Ucrania ha sido diferente a lo previsto por Vladimir Putin, afirmando que el líder ruso habría planeado una operación en la que preveía una cifra de bajas mucho menor a la que realmente ha tenido su Ejército.

De acuerdo con declaraciones entregadas este jueves por Richard Moore, jefe del servicio de inteligencia británico, el MI6, las cifra que muestra bajas cercanas a los 15.000 soldados rusos podrían estar viciadas por un subregistro, apuntando que esta podría ser realmente más alta, y advirtiendo que lo que evidencia esa estadística es una derrota para el Kremlin.