Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Rusia / Escuela
Plaza en San Petersburgo en Rusia, imagen de referencia Getty Images. - Foto: Getty Images

mundo

Urgente: ataque armado en escuela de Rusia deja al menos 13 muertos, entre ellos siete niños

Las autoridades han abierto una investigación de este acto terrorista.

El balance de muertos en un ataque armado perpetrado este lunes 26 de septiembre en una escuela en la localidad rusa de Izhevsk, ubicada en la región de Udmurtia (centro), ha ascendido a 13, según han confirmado las autoridades, las cuales han detallado que entre las víctimas mortales hay siete menores de edad.

“Trece personas, incluyendo seis adultos y siete menores, murieron en este crimen”, afirmó en un comunicado el Comité de Investigaciones de Rusia, que agrega que 14 niños y siete adultos resultaron heridos.

Se ha hecho mención de que, tras el incomprensible hecho, las autoridades han abierto una investigación y han recalcado que “las acciones de todas las personas implicadas serán analizadas desde el punto de vista legal”. Previamente, el organismo había señalado que dos guardias de seguridad habían muerto a manos del atacante, que irrumpió luego en el centro y posteriormente se suicidó.

El gobernador de la región, Alexander Brechalov, ha hablado de la “tragedia” y ha anunciado la declaración de un día de luto en Udmurtia a causa del suceso. Además, ha facilitado dos números de teléfono para “apoyo psicológico” a familiares y amigos de las víctimas.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha apuntado que el responsable del ataque “aparentemente pertenece a una organización o grupo neofascista” y ha manifestado que el presidente del país, Vladimir Putin, traslada sus condolencias a los familiares de las víctimas de este “acto terrorista”.

El Comité de Investigación de Rusia ha identificado al responsable del ataque como Artem Kazantsev, de 34 años y antiguo alumno del centro, al tiempo que ha incidido en que “la personalidad del atacante, sus opiniones y su entorno están siendo estudiados”. “Su adhesión a opiniones neofascistas y a la ideología nazi está siendo analizada”, han precisado los encargados.

Importante intercambio de prisioneros entre Ucrania y Rusia

Ucrania y Rusia procedieron el miércoles 21 de septiembre al mayor intercambio de prisioneros desde el inicio de la guerra, que puede tomar un nuevo rumbo después de la movilización de cientos de miles de reservistas por parte de Vladimir Putin para relanzar su ofensiva.

El presidente ruso declaró una movilización “parcial” de 300.000 reservistas, una medida “urgente y necesaria”, según él, y volvió a amenazar con recurrir a las armas nucleares, un aviso que Estados Unidos tomó “en serio”. El anuncio generó protestas improvisadas en al menos 38 ciudades rusas y la detención de al menos 1.332 personas, en una de las manifestaciones más importantes en el país desde el inicio de la guerra en febrero.

Después de conocerse esta medida que puede provocar una escalada todavía mayor del conflicto, Rusia y Ucrania procedieron el intercambio de prisioneros más importante ocurrido hasta la fecha.

Según este acuerdo, Kiev consigue la liberación de 215 personas, entre ellos los líderes de la simbólica defensa de la acería Azovstal de Mariúpol, y Moscú recuperará a 55 prisioneros, incluido el exdiputado ucraniano Víktor Medvedchuk, cercano a Putin y acusado de alta traición.

En el marco de este pacto también fueron liberados diez prisioneros de guerra, incluidos cinco británicos y dos estadounidenses, que Rusia trasladó a Arabia Saudita, según había informado previamente el reino árabe.

“No a la guerra”

En Rusia, los sitios en internet de compañías aéreas se saturaron después de la alocución de Putin y una petición en línea en contra de la movilización ya recogió 230.000 firmas.

Más de 1.300 personas fueron detenidas en las manifestaciones contra el llamado de reservistas de Putin, según OVD-Info, organización especializada en el conteo de arrestos.

En Moscú, periodistas de AFP atestiguaron al menos 50 detenciones en una de las vías principales. En San Petersburgo, la segunda ciudad de Rusia, un bus entero de personas detenidas era conducido por la Policía. Los manifestantes gritaban: “¡No a la guerra!”, “¡No a la movilización!”.

*Con información de la AFP y Europa Press.