mundo

Viruela del mono | “Homofóbicos y racistas”: ONU ante información sobre propagación de la enfermedad

Varios casos de contagio implicaron a personas homosexuales o bisexuales.


ONUSida advirtió que los tintes homófobos y racistas de algunos comentarios sobre la viruela del mono podrían “socavar la lucha contra la epidemia rápidamente”.

Una proporción importante del centenar de casos de viruela del mono, confirmados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) o por autoridades sanitarias nacionales, implica a personas homosexuales, bisexuales u hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres, señaló ONUSida, precisando que la enfermedad se contagia al tener un contacto estrecho con una persona infectada y que “por lo tanto, puede afectar a todo el mundo”.

“Esos estigmas y reproches socavan la confianza y la capacidad de responder eficazmente a epidemias como esta”, declaró Matthew Kavanagh, director adjunto de ONUSida. La agencia de la ONU, que se basa en una larga experiencia con el sida, considera que este tipo de retórica puede torpedear los esfuerzos fundados en la ciencia y en los hechos para combatir la enfermedad.

Esos ataques racistas u homófobos “crean un ciclo de miedo que empuja a la gente a evitar los establecimientos sanitarios, lo que limita el alcance de los esfuerzos para identificar casos de infección”, subrayó el responsable.

Además, especialistas aseguraron que el riesgo de contagio de la viruela del mono es “muy bajo” en la población en general, pero “alto” entre las personas con múltiples parejas sexuales, dijo la agencia de enfermedades de la Unión Europea. “Para la población en general, la probabilidad de contagio es muy baja”, afirmó el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) en su primera evaluación de riesgos desde la inusual aparición de decenas de casos en Europa y Norteamérica.

“Sin embargo, se considera alta la probabilidad de que el virus se contagie más a través de contactos cercanos, por ejemplo en actos sexuales o entre personas que tengan múltiples parejas sexuales”, añadió.

“Me preocupa el creciente número de casos detectados de viruela del mono en la Unión Europea y a nivel global. Estamos siguiendo de cerca la situación”, afirmó Stella Kyriakides, comisaria europea de Salud y Seguridad Alimentaria. Kyriakides apuntó que aunque la probabilidad de que la enfermedad se contagie “en la población general es bajo”, es importante “permanecer vigilante”, con métodos de rastreo y de diagnóstico efectivos.

Hasta el 21 de mayo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) había sido notificada de 92 casos confirmados de viruela del mono y de 28 casos sospechosos, detectados en 12 países en los que la enfermedad no es endémica, incluyendo varios de la Unión Europea, Estados Unidos, Australia y Canadá.

La viruela del mono es menos peligrosa que la viruela, erradicada desde hace unos cuarenta años. Sus síntomas incluyen fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos y fatiga. Luego aparecen erupciones (en la cara, las palmas de las manos, las plantas de los pies), lesiones, pústulas y finalmente costras. Para la viruela del mono, endémica de África Occidental, no hay tratamiento. Sus síntomas duran entre 14 y 21 días, según la OMS, y se cura sola.

*Con información de AFP