nación

Acore expresa su descontento con el informe de la Comisión de la Verdad

Los militares en retiro expresaron que el informe “se aleja de una verdad incluyente”.


Este viernes primero de julio la Asociación Colombiana de Oficiales en Retiro de las Fuerzas Militares (Acore), dio a conocer un comunicado en el que expresan su opinión sobre el informe final de la Comisión de la Verdad.

El presidente de la Comisión de la Verdad, padre Francisco de Roux señaló que es necesaria la aplicación total e inmediata del Acuerdo Final de Paz que se firmó en octubre de 2016 entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc.

Con el fin de que no se repitan prácticas como los “falsos positivos”, la Comisión manifestó la necesidad de hacer cambios en las Fuerzas Militares y de Policía. “Al Estado y a la sociedad le pedimos tomar una nueva visión de la seguridad para la construcción de la paz, centrada en las personas y la protección de los seres humanos, la naturaleza, sobre la base de confiar en el pueblo, para un Ejército que ponga el honor en la paz y una policía ciudadana al lado de los ciudadanos, donde las medallas de orden público no sean por entregar cadáveres sino personas vivas, culpables o inocentes, a la justicia restaurativa”.

Ante el informe, Acore indicó: “sentimos con preocupación cómo este informe se aleja de una verdad incluyente, que debe ser la base y fundamento para crear las condiciones necesarias de una efectiva y sincera reconciliación”, publicó la entidad en su cuenta oficial de Twitter, en la que añadió el comunicado.

“Desafortunadamente esta Comisión desde su creación no genera credibilidad por los procedimientos y personas que hicieron parte del procesos de selección, así como los comisionados que la integran donde se denota un marcado sesgo ideológico”, dice uno de los apartes del comunicado de la asociación.

Otra queja de Acore ante el informe final de la Comisión de la Verdad, es que no se tuvo en cuenta a todas las víctimas del conflicto, lo cual “significa una falta de equilibrio en los resultados”, además, los militares en retiro también indicaron que “es necesario recordar que los múltiples informes entregados por las Fuerzas Militares y la Policía Nacional fueron ignorados, tal como el trabajo desarrollado por el comisionado Carlos Ospina, quien al renunciar a la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad lo manifestó ante todo el país”.

En el comunicado, la Asociación Colombiana de Oficiales en Retiro de las Fuerzas Militares también hizo un especial énfasis en el tema de los denominados falsos positivos, “se cometieron bajo responsabilidad individual de un mínimo porcentaje del Ejército Nacional y que en ningún documento oficial, ni del mando militar o civil se ordenaron este tipo de actuaciones delictivas”, además aclaran que los autores “ya fueron condenados o están en investigaciones” por estos hechos.

En Acore también se comprometieron a analizar y estudiar las recomendaciones que hace el informe final “Hay futuro si hay verdad”, pero enfatizan que hay algunos elementos que les “generan preocupación”, los cuales merecen una discusión más amplia, esos temas son: el traslado de la Policía Nacional del Ministerio de Defensa, la eliminación del Esmad y el cambio de la doctrina policial y militar.

No más apoyo militar internacional para Colombia pide la Comisión de la Verdad

Carlos Marín Beristain y Alejandro Valencia fueron los comisionados encargados de socializar el informe final de la Comisión de la Verdad ante el parlamento europeo. Luego de que fuera presentado el informe en Colombia, la delegación ahora desempeña una campaña para que el mundo conozca, de primera mano, lo concluido en el extenso documento.

Pero una declaración que hizo Beristain ante los eurodiputados llamó la atención de la comunidad internacional, teniendo en cuenta que Colombia todavía continúa luchando contra grupos ilegales dentro de su territorio. Le hemos pedido a la comunidad internacional no más ayuda militar para Colombia, solo ayuda para la paz y no para fomentar la guerra, pues eso no es lo que Colombia necesita”, dijo el comisionado de origen español.

Aunque el conflicto interno con las Farc terminó con el Acuerdo de Paz, el país sigue viviendo el flagelo del narcotráfico y la lucha contra grupos ilegales, razón por la cual sigue recibiendo ayuda de parte de países con gran poder militar y armamentista. “Recomendamos medidas para contribuir a la paz territorial, la paz se debe hacer en y desde los territorios. Esto es fundamental para las regiones. Un último paquete de recomendaciones es implementar medidas para lograr una cultura para vivir en paz, dirigidas a la educación”, agregó Berinstain.