nación

Cancillería declara persona no grata al secretario de la Embajada de Cuba en Colombia

La Cancillería de Cuba afirmó que la decisión del Gobierno colombiano busca desviar la atención tras “la represión violenta de las fuerzas militares y policiales contra los manifestantes”.


A través de un breve comunicado, la Cancillería de Colombia anunció haber decidido declarar “persona non grata” a Omar Rafael García Lazo, primer secretario de la Embajada de Cuba en Bogotá, acusado de estar “desarrollando en el país actividades incompatibles con lo previsto en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas”.

“Para el efecto, se ha seguido el procedimiento establecido en el Artículo 9 de dicho instrumento internacional. Pese a estas circunstancias, el propósito de Colombia es privilegiar la relación diplomática y de cooperación con la República de Cuba”, informó la Cancillería, quien no entregó más información al respecto.

Tras lo anterior, la Cancillería de Cuba se pronunció, calificando la decisión del Gobierno colombiano como inamistosa y que lo que supuestamente se busca es desviar la atención de la comunidad internacional y la sociedad colombiana frente a lo que está aconteciendo en el país en medio del paro nacional.

“Gobierno de Colombia tomó decisión inamistosa de expulsar a diplomático cubano en medio de las manifestaciones multitudinarias que se desarrollan desde el 28 de abril en esa nación, como respuesta del pueblo colombiano a las medidas de ajuste neoliberal. La injustificada acción pretende desviar la atención de la comunidad internacional y la sociedad colombiana de la represión violenta de las fuerzas militares y policiales contra los manifestantes, que ha provocado decenas de muertes y cientos de heridos”, dijeron desde la Cancillería de Cuba.

Es de recordar que en febrero del presente año a través de un comunicado la Cancillería de Cuba respondió a la petición que hizo el Gobierno colombiano de extraditar a los integrantes del ELN que permanecen en la isla desde el rompimiento de la mesa de diálogo. El Ministerio de Relaciones cubano aseguró que en varias ocasiones ha respondido en privado a dicha petición, pero en esta ocasión quisieron hacerlo públicamente.

“La posición cubana sobre la exigencia del Gobierno colombiano para que Cuba extradite a los miembros de la Delegación de Paz del ELN que permanecen, por responsabilidad del Estado colombiano, en La Habana, ha sido establecida e informada en privado y también por vías oficiales y públicas”, señaló el comunicado.

Por lo tanto, los guerrilleros no serán extraditados y la única manera de salir de Cuba es mediante la aplicación de los protocolos que se pactaron para adelantar la negociación de paz.

“Cuba cumplirá rigurosamente su obligación, como garante y sede del diálogo de paz, la garantía del retorno seguro de la delegación de paz del ELN, establecida en el Protocolo de Ruptura de esa negociación, acordado y suscrito entre el Estado colombiano y el ELN, junto a seis estados, el 5 de abril de 2016. Como conoce el Gobierno de Colombia, esta postura cuenta con el más amplio respaldo de la comunidad internacional, que ha hecho gestiones directas con el Gobierno colombiano en defensa de su aplicación”, indicó en ese momento la Cancillería de Cuba.

El Gobierno colombiano reiteró esa solicitud de extradición cuando se adelantó una reunión con el embajador de Cuba en Colombia, José Luis Ponce, justamente por la información que entregó la isla sobre un posible atentado en Bogotá por parte del ELN. “El emplazamiento constante a que Cuba viole los acuerdos suscritos es contrario al derecho internacional”, se agregó en el texto sobre el tema de la extradición.

Además, en el comunicado de la Cancillería cubana se habló sobre la información que se entregó a Colombia sobre los presuntos planes que tenía el ELN y se aseguró que causó extrañeza que el tema no haya sido tratado, según Cuba, con la importancia que ameritaba.

“Observamos entonces con sorpresa que un asunto de seguridad, de la mayor sensibilidad, tratado con la mayor discreción y urgencia por parte de nuestro país, fuera entregado inmediatamente en manos a los medios de comunicación. Veinticinco minutos después de presentado el Memorando por Cuba, ya la prensa de Colombia utilizaba la información y publicaba una copia del propio documento”, se indicó el texto.