nación

Caso Uribe: Fiscal Gabriel Jaimes pidió la reasignación del proceso

Esto después que la jueza 28 de conocimiento rechazara la solicitud de precluir la investigación contra el expresidente por manipulación de testigos.


El jefe de fiscales delegados ante la Corte Suprema, Gabriel Jaimes Durán le solicitó al fiscal General, Francisco Barbosa que reasigne la investigación que se adelanta contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez por presunta manipulación de testigos. En la misiva de dos páginas se hace mención a la decisión de la jueza 28 de conocimiento de Bogotá que el pasado 27 de abril rechazó la solicitud de preclusión.

En la carta, Jaimes Durán aprovecha la oportunidad para cuestionar las conclusiones a las que llegó la jueza, allegando que no se hizo mención directa a los argumentos planteados en la solicitud para archivar por atipicidad la investigación que se adelantó contra el exmandatario (2002-2010) por los delitos de fraude procesal y soborno en actuación penal.

“En líneas generales, tal decisión aduce que no hay certeza probatoria sobre las causales de preclusión y que se hace necesario el recaudo de nuevos actos de investigación complementarios”, precisa uno de los apartes de la carta firmada por Jaimes Durán.

“No obstante que las argumentaciones de tal decisión en nada afectaron mi criterio jurídico sobre el caso, si estimo razonable atender la determinación judicial aludida en cuanto al complemento de la investigación”. Debido a esto, señala que no puede atender lo manifestado por la funcionaria judicial.

“Conforme a todo lo anterior, y siguiendo lo establecido en el artículo 294 ibidem, debo informar a Usted la situación acaecida, y dejar a su consideración la procedencia de la asignación de un nuevo fiscal para el conocimiento de la presente actuación en aras de una recta e imparcial administración de justicia”, concluye el fiscal delegado ante la Corte Suprema.

Al final de audiencia del pasado miércoles, la cual se extendió por trece horas, el fiscal del caso se abstuvo de presentar recurso de apelación en contra de la decisión de la jueza que rechazó su petición para precluir el caso.

Nunca manipulé testigos

El pasado domingo, en una carta de 41 puntos, el expresidente de la República aseguró que no existe una sola prueba que evidencie que él ordenó presionar o manipular testigos para que se rectificaran de las acusaciones que habían hecho en Justicia y Paz en las cuales lo vincularon a él y su hermano, Santiago Urbe Vélez, con grupos paramilitares en Antioquia.

“Nunca tuve la iniciativa de buscar un testigo, simplemente autoricé al doctor Diego Cadena para corroborar la información que me llegaba. No hay una sola prueba que pueda poner en duda esta afirmación”, manifestó Uribe en la lectura del documento.

La jueza 28 penal de conocimiento explicó en días anteriores las razones de su decisión, de no precluir la investigación contra el expresidente Álvaro Uribe, y de ordenar continuar con las indagaciones ahora en etapa de juicio, como lo pidieron las víctimas de este proceso.

La funcionaria judicial inició resaltando cómo comparte la posición de la judicatura respecto de la indagatoria que rindió el expresidente Álvaro Uribe ante la Corte Suprema de Justicia y cómo la misma es equiparable a la imputación de cargos en la Ley 906, la instancia que acogió el proceso luego de la renuncia de Uribe a su fuero como senador. Para la jueza, no hay duda al respecto y por tanto inició su decisión, descartando las dudas.

“La defensa la denominó ´elástica´ la calificación incluso utilizada por la defensa material, en cabeza del doctor Álvaro Uribe Vélez para afirmar que para el exsenador tampoco quedaban claras cuáles eran las conductas por las que se le investigó, como se ha descrito, el desconocimiento de la imputación definitiva previo a la resolución de acusación, es un efecto connatural al trámite de la investigación en el procedimiento de la Ley 600″, dijo la juez.

“Expropiaron mi reputación”: el manifiesto de Uribe por su proceso

Es claro para la jueza 28 penal de conocimiento, que la petición de la Fiscalía debía estar debidamente sustentada, no solo en su larga exposición, sino en el material probatorio, que era su responsabilidad entregar en la misma solicitud. Para el caso, en criterio de la jueza, no fueron suficientes en ese propósito, de probar los requisitos mínimos de la preclusión.

“Igual que respecto de la misma no exista duda o posibilidad de verificación contraria con un mejor esfuerzo investigativo, bajo ese entendido la Corte también ha indicado que la preclusión, sólo será viable cuando el peticionario, en este caso la Fiscalía, acredite argumentativa y probatoriamente que, primero, se han agotado plenamente las posibilidades investigativas y segundo, que la causa invocada está configurada más allá de cualquier duda”, dijo la juez.

En su decisión, la jueza aseguró que la Fiscalía dejó de lado o ignoró elementos de prueba que podrían confirmar o completar su solicitud de preclusión, pero no lo hizo y esa falencia corre en contra de su propia intervención y petición. Además, explicó que algunas declaraciones eran cruciales para desechar las dudas pactadas por la misma Fiscalía.