nariño

Con machetes, la comunidad obligó al Ejército a salir de El Rosario, Nariño

La tensión en el lugar se dio luego de que habitantes de ese municipio obligaran al Ejército a salir de la zona, mientras uniformados hacían labores patrullaje.


En el municipio de El Rosario, en el norte del departamento de Nariño, se presentaron momentos de tensión luego que los habitantes del lugar ejercieran presión sobre tropas del Batallón Boyacá del Ejército, que se encontraba haciendo patrullaje en la zona, para que estos salieran del lugar.

En un video obtenido por Noticias Caracol se puede observar cómo algunas personas rodean a un grupo de soldados y los amedranta con su actitud retadora para que se retiren de inmediato. Además, en las imágenes se ven a algunos hombres con machetes. Las tropas se fueron del lugar, con el fin de evitar confrontaciones con la población.

El Ejército, por su parte, emitió un comunicado en el que señaló:

“Durante los días 5 y 6 de enero del año en curso, en el corregimiento La Esmeralda, del municipio de El Rosario, departamento de Nariño, unidades del Batallón de Infantería N.° 9 Batalla de Boyacá, orgánica de la Vigésima Tercera Brigada, que se encontraban adelantando labores de control territorial para contrarrestar el accionar del GAO-r en la zona, fueron rodeadas por quienes serían habitantes del sector, los cuales se presentaron ante los uniformados portando machetes y pretendiendo provocar a la tropa, a su vez, se dirigieron a ellos con palabras soeces, exigiéndoles abandonar el sector y expresándoles que no eran bienvenidos allí”.

Algunos internautas ya han reaccionado a la situación que se presentó en el departamento de Nariño y rechazaron rotundamente la reacción de los habitantes de estos lugares hacía los uniformados.

Frente a esta situación, el Ejército hizo llamado: “El Comando de la Vigésima Tercera Brigada hace un llamado a las autoridades municipales y departamentales, para que desde sus roles y funciones adelanten las acciones legales frente a estos sucesos de hechos violentos por parte de la población civil, en cumplimiento del principio constitucional de colaboración armónica entre las instituciones”.

Además, se le recuerda a la comunidad que al obstruir las operaciones militares y agredir a los uniformados se pueden realizar diligencias de tipo penal. Cabe recordar que en esta zona hay presencia de cultivos ilícitos y funciona también como corredor del narcotráfico.

Asimismo, en esta zona de Nariño fue secuestrado un patrullero de la Policía, quien duró casi 72 horas en manos de las disidencias de las Farc, es por esto que hubo un aumento en el pie de fuerza. El uniformado fue secuestrado cuando regresaba a su lugar de trabajo tras haber disfrutado de un permiso navideño de varios días. El plagio se registró entre El Rosario y el corregimiento de Esmeraldas, en el norte del departamento.

Afortunadamente, el grupo armado entregó al hombre a una comisión de la Cruz Roja Colombiana. “En esta oportunidad, contamos con el valioso esfuerzo de la comunidad local para que esta finalidad humanitaria pudiera ser alcanzada. Por nuestro principio de imparcialidad, en el Cicr trabajamos para ayudar a quienes sufren por los conflictos armados y la violencia, sin ningún tipo de distinción”, señaló Kian Abbassian, jefe de la oficina del Cicr en Cali.