nación

Desalojaron a familias que invadieron humedal del corregimiento Navarro, en Cali

Aproximadamente 50 personas estaban invadiendo el humedal Ibis.


Familias que invadieron el humedal Ibis, en el corregimiento Navarro de Cali, y que habían instalado casas artesanales, fueron desalojadas en las últimas horas por las autoridades para recuperar el terreno.

En la invasión habitaba aproximadamente medio centenar de personas. “Este un predio del municipio, cuando llegamos había unas 50 personas. Había más techos que personas habitándolos. Nos encontramos con personas que reclaman techo a nivel personal, había pocas familias en el sitio”, dijo César Augusto Lemos, subsecretario Acceso a Servicios de Justicia.

Se calcula que unas 15 familias desalojadas tenían menores de edad entre sus integrantes. Las viviendas que se levantaron en este humedal, el cual se ha visto afectado por la tala de árboles, quedaron reducidas a escombros, pues las demolieron en el operativo de desalojo.

En el desalojo estuvieron presentes miembros de la Policía Metropolitana, la Personería y diferentes secretaría de la Alcaldía de Cali.

Las invasiones en el área rural de la capital del Valle del Cauca no son una problemática nueva. Hace apenas un mes, también en Navarro, el Esmad de la Policía tuvo que intervenir para evitar que un grupo de personas se asentara en un cañaduzal.

Las autoridades de la ciudad han asegurado que hay grupos criminales detrás de estas invasiones. El modus operandi sería el siguiente: los criminales se toman los predios por la fuerza, los reparten en lotes y los venden a bajo precio a personas sin techo.

“No vamos a permitir estas invasiones ni la ocupación ilegal de predios públicos y privados con fines delictivos. Hay una banda criminal que está llegando a estos espacios, quema caña, lotea y buscan venderlos a personas con necesidad de vivienda”, dijo días atrás Jimmy Dranguet, secretario (e) de Seguridad y Justicia.

El funcionario también había dicho que la Alcaldía ya había activado una estrategia para prevenir que se presenten este tipo de invasiones ilegales. El plan consiste en ofrecer una serie de recompensas y conformar un grupo investigativo para dar con el paradero de los responsables de las invasiones.

“Hemos consolidado el fondo para recompensar cualquier información que nos permita judicializar a las bandas que están promoviendo la invasión de tierras en Cali”, aseveró en su momento el alcalde Jorge Iván Ospina en su cuenta de Twitter.

En ese sentido, las autoridades ofrecieron hasta 30 millones de pesos de recompensa por información de valor que permita detener a quienes promueven estas invasiones que generan problemas de orden público en la ciudad.