salud

El 26% de casos de dengue grave en Colombia se da en niños menores de cinco años

Durante la última semana, se han reportado más de 2.000 casos a lo largo del territorio nacional.


Los casos de dengue en el país continúan en aumento. De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud, en la última semana, se registraron 2.059 enfermos de este padecimiento, con los que se suman 34.017 casos activos en el país.

De acuerdo con el INS, del total de los casos, el 47,6% no presenta signos de alarma, mientras que el 50,5% sí lo hace y el 1,9% está en un estado de dengue grave. Con estas cifras, se estima que la incidencia de la enfermedad afecta a 94 de cada 100.000 habitantes.

Además, el Instituto registró una fuerte incidencia de la enfermedad en niños menores de cinco años, que representan el 26% de los casos graves y el 16% del dengue menos fuerte.

En cuanto a los departamentos con el mayor número de casos de la enfermedad, están Casanare, Meta, Sucre, Bolívar, Cali, Cesar, Córdoba, Barranquilla, Norte de Santander, Antioquia y Tolima, que aportan el 66,0 % (22 439), de los casos a nivel nacional.

Frente a los fallecimientos, se han reportado 125 muertes por dengue en menos de un mes, aunque se estudian 64 casos más que podrían haber sido causadas por la misma.

Dengue: ¿cuáles son los síntomas y cómo detectarlos?

El dengue es una enfermedad vírica transmitida por mosquitos, que en los últimos años se ha propagado rápidamente, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según explica este organismo multilateral, esta afección se transmite a través de mosquitos hembra, principalmente de la especie Aedes aegypti y, en menor grado, de la especie Ae. albopictus. “Estos mosquitos también son vectores de los virus de la fiebre chikungunya, la fiebre amarilla y el zika”, precisa la OMS.

Esta enfermedad puede ser asintomática y presentarse sin que la persona se entere o mostrar señales similares a las de la gripa. También es posible que algunos pacientes evolucionen hacia un dengue grave, que puede entrañar un número indeterminado de complicaciones vinculadas a hemorragias graves e insuficiencia orgánica.

De acuerdo con la información de la OMS, el dengue grave conlleva un mayor riesgo de muerte si no se trata debidamente. Las estadísticas de este organismo indican que el dengue se ha multiplicado por ocho en las dos últimas décadas, pasando de 505.430 casos en el año 2000 a más de 2,4 millones en 2010 y 5,2 millones en 2019. No obstante, de acuerdo con el reporte, el número total de casos parece haber disminuido en 2020 y 2021, al igual que las muertes.

El Ministerio de Salud y Protección Social indica que los síntomas del dengue se reflejan especialmente con fiebre, dolor en los huesos y de cabeza, molestias en las articulaciones, pérdida del apetito y dolor detrás de los ojos.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), de Estados Unidos, indican que la fiebre, que es el síntoma más común del dengue, puede presentarse acompañada de náuseas, vómitos y sarpullidos en la piel.

Según el Ministerio de Salud, el dengue  es una amenaza.
Según el Ministerio de Salud, el dengue es una amenaza. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Sin embargo, hay otras señales que son de alarma y a las cuales hay que prestar especial atención. Por ejemplo, decaimiento significativo, permanencia de fiebre, sangrado en las encías, en la orina, moretones en la piel y dolor abdominal persistente. La recomendación, según Minsalud, es no automedicarse y acudir de manera inmediata al médico para recibir la atención necesaria.

Los síntomas del dengue generalmente duran entre dos y siete días. La mayoría de las personas se recupera en este tiempo, pero lo mejor es consultar con el especialista en caso de sospechar que se puede tener el virus.

La Organización Mundial de la Salud insiste en que la vacuna, que se aplica especialmente en lugares con alto riesgo, no es una medida eficaz por sí sola para reducir el dengue y por ello la prevención de las picaduras y el control de la población de mosquitos es de los métodos más usados para ayudar a mitigar la propagación de esta enfermedad.