política

El polémico Gustavo Bolívar también quiere ser presidente del Senado, ¿le ganará al otro polémico Roy Barreras?

El senador que encabezó la lista cerrada del Pacto Histórico puso su nombre a consideración.


Después del triunfo de Gustavo Petro, comienzan a trascender nombres de senadores del Pacto Histórico que podrían ocupar la presidencia del Congreso de la República. Gustavo Bolívar, cabeza de lista al Senado, postuló su nombre prometiendo “respaldo leal” al nuevo presidente.

“Postulo mi nombre como Presidente del Senado. Ofrezco mi respaldo leal al nuevo presidente Gustavo Petro. Mi experiencia de 4 años en el Senado y las comisiones económicas que aprobarán Ley de presupuesto, PND y Reforma Tributaria y la vigilancia estricta de todos contratos”, publicó en su cuenta de Twitter.

El Pacto Histórico es la bancada mayoritaria del Senado por haber obtenido 20 curules en las pasadas elecciones legislativas. Por esto, al interior de la colectividad existen varios nombres que aspiran al cargo. Entre ellos, el del senador Roy Barreras, quien ya fue presidente del Congreso durante el gobierno de Juan Manuel Santos.

Ambos son figuras polémicas en el Pacto Histórico. Bolívar ha causado revuelo con sus trinos. En los más recientes, asegura que el alza del dólar por la victoria de Petro podría ser beneficiosa para el país.

“Si el dólar sube a $ 5.000, como especulan expertos en desear que a Petro le vaya mal así le vaya mal a Colombia, con petróleo a 120 dólares, el país se llena de divisas, se encarecen importaciones, estimulando la producción nacional y salimos a vender propiedades en el exterior ya mismo!”, dice un trino de Gustavo Bolívar.

Barreras, por su parte, es el protagonista de los llamados ‘petrovideos’, en los cuales quedó en evidencia la llamada ‘campaña sucia’ del equipo de Gustavo Petro contra sus rivales. El senador era una voz de autoridad que ordenaba los ataques a candidatos específicos, especialmente contra Sergio Fajardo y Alejandro Gaviria.

Quienes también han mostrado interés por el cargo son los senadores electos María José Pizarro, Clara López y Alexander López. Sin embargo, según dijeron fuentes del Pacto Histórico a SEMANA, en este momento las mayores opciones las tienen Barreras, Bolívar y Pizarro.

En el caso de Roy Barreras, se sabe que es el más experimentado, ya que fue presidente del Congreso en 2012, cuando pertenecía al Partido de la U, tiene habilidad para armar acuerdos políticos y sabe capotear a los congresistas.

Sin embargo, hay tres elementos que conspiran contra los intereses del senador y que han generado dudas en el Pacto Histórico sobre su aspiración.

El primero de ellos tiene que ver con que Barreras viene de los sectores políticos tradicionales. Primero fue uribista, luego fue una de las fichas claves del santismo desde el Partido de la U y ahora, hace menos de dos años, dio el salto al petrismo. Un sector del Pacto Histórico tiene reservas sobre si sería un buen mensaje para el país que sea él el nuevo presidente del Senado en un gobierno que se vendió como el cambio.

De hecho, el senador del Polo Alexander López, sin dar nombres, aseguró que “el Congreso debe tener una orientación política hacia el cambio. Sin descalificar a nadie, creemos que el Congreso debe tener una orientación distinta a la que históricamente ha tenido”.

Por otro lado, Gustavo Bolívar, por fuera de esta convergencia política, no cae bien. De hecho, en julio del año pasado, cuando fue postulado para ser segundo vicepresidente del Senado, fue derrotado por el voto en blanco.

Un nombre que poco se ha mencionado pero que ha venido tomando fuerza es el de María José Pizarro. La congresista ya sabe lo que es pertenecer a una mesa directiva, pues fue segunda vicepresidenta de la Cámara de Representantes hace dos años y cumple con un elemento clave que busca Petro: darle mayor participación a la mujer en los escenarios de poder.