nación

En video: así se había registrado la fuga de Matamba de La Picota

SEMANA había revelado en exclusiva cómo el peligroso narcotraficante había cruzado las puertas de La Picota, pasando como ‘Pedro por su casa’, hasta que fue recogido por un vehículo que lo sacó del penal.


En medio de un operativo para recapturarlo murió Juan Larinson Castro, alias Matamba, un peligroso narcotraficante con un poder corruptor que le permitió volarse en dos ocasiones de las cárceles y hasta contratar a miembros del Batallón Boyacá, en Nariño, para evitar que se le cayeran los cargamentos de coca, le prestaran seguridad y combatieran a sus enemigos en el negocio criminal del narcotráfico.

Justamente, SEMANA presentó los videos en los que se ve paso a paso cómo Matamba cruzaba las puertas del penal y salía como ‘Pedro por su casa’.

En un primer video, marcado a las 12:03:55 segundos de la madrugada del viernes, Matamba aparece en cámara y de espaldas. Camina unos pasos y accede fácilmente a una de las salidas del pabellón donde permanecía detenido, a la espera de ser extraditado por narcotráfico.

La cámara lo registra por diez segundos y desaparece al cruzar la puerta.

Se trata de la estructura número tres del penal y claramente se observa que las medidas de seguridad correspondientes no estaban activadas. El plan de fuga estaba en marcha de una manera exitosa y con muchos cómplices, según los investigadores.

La cámara registra la fecha del 18 de marzo de 2022.

Otro de los videos conocidos por SEMANA marca las 12:04:06 segundos de la madrugada del viernes. Allí, en ese momento, Matamba aparece de nuevo haciendo un gesto rápido con la mano derecha en señal de que todo marcha bien.

Toma la reja y la cámara lo registra por 12 segundos hasta que solo queda su sombra. Matamba atraviesa una reja sin candado. Mientras tanto, se ve una mascota en el video.

En otra cámara de seguridad quedó registrado un momento de las 11:16 p. m. del jueves, en que se ve a quien sería el inspector Jiménez saliendo por unos minutos y reingresando por la reja 1. Luego de regresar, atraviesa la reja y la ajusta sin asegurarla con llave o candado. Este video tiene fecha del 17 de marzo, un día antes de la fuga de Matamba.

El jefe de la estructura Cordillera del Clan del Golfo vestía una chaqueta con capucha, simulando ser un guardián del Inpec.

El prontuario de Matamba

Juan Larinson Castro Estupiñán era el principal cabecilla de la estructura conocida como Cordillera, del Clan del Golfo. Fue capturado en Floridablanca, Santander, mientras celebraba su cumpleaños. Le encontraron elementos de valor en oro, relojes y dinero en efectivo.

Era pedido en extradición por narcotráfico por Estados Unidos. Alias Matamba estaba señalado de enviar toneladas de cocaína desde El Rosario, Leyva, Policarpa y Cumbitara (en Nariño), a través del Pacífico nariñense y caucano. Lo relacionaban también con el cartel de Sinaloa Nueva Generación.

Las autoridades identificaron que tenía pactos con las disidencias de las Farc y el ELN, en el suroccidente del país, y tenía bajo su mando a por lo menos 200 hombres.

La Procuraduría General había abierto investigación para establecer los nexos entre varios oficiales activos y en retiro del Ejército con la banda de Matamba. SEMANA reveló entonces varios testimonios que demarcan una fuga de información para beneficiar a Matamba y sus hombres, así como acciones para bajar la intensidad de los operativos en su contra en el sur del país, al tiempo que se fortalecían los operativos en contra de los enemigos del narcotraficante.

A Matamba lo salpicaban varios testimonios: “Claro que había fuga de información, en el último momento las operaciones militares se caían porque los de Matamba ya sabían que íbamos por ellos. Uno no entendía en ese momento por qué los jefes archivaban la información de inteligencia que se les entregaba con coordenadas de movimientos del grupo de Matamba, horas específicas y objetivos. Ahora ya lo sabemos, porque eran unos vendidos”.

Este tipo de relatos coincide en que militares de inteligencia y hasta un exjefe de comisión del ELN con los que habló SEMANA destaparon cómo era la olla podrida de corrupción, tráfico de armas y hasta malversación de dineros públicos que operaba en el Ejército, en el Batallón Boyacá, sur del país, la zona con más hectáreas de coca cultivada, en donde cientos de militares han perdido su vida, mientras otros uniformados estaban filtrando información a los ilegales a cambio de dinero.

La organización del narco infiltró una de las unidades militares más importantes en la lucha contra el narcotráfico y la criminalidad, en lo que se convirtió un contubernio criminal, que regresó a la época de las relaciones entre paramilitares y militares para acabar con las Farc. Esta vez era contra el ELN.

Relación con González del Río

El lunes 15 de febrero, el coronel (r) Robinson González del Río fue enviado a prisión en el proceso que se le adelantaba en su contra por tener vínculos con la banda narcotraficante de La Cordillera Sur, que comandaba Matamba en el departamento del Nariño.

El oficial, recordado por ser el máximo reclutador de falsos positivos, habría sido el encargado de ejecutar acciones dentro de la organización criminal, como el entrenamiento de armas y labores informativas.