nación

Extinción de dominio a empresas que involucran a un testaferro de Pablo Catatumbo, en el Valle del Cauca

El senador del Partido Comunes asegura que es falso, y reclama que se le está vinculando con este caso de testaferrato.


Versiones encontradas han chocado frente al operativo que adelantó recientemente la Fiscalía General en contra de varias empresas de transporte, en el Valle del Cauca. En un principio se mencionó que las acciones estaban enfocadas en la extinción de dominio y lavado de activos Sin embargo, con el pasar de los días se conoció que las empresas fueron vinculadas con el excomandante de las Farc y actual senador de la República, Pablo Catatumbo.

Una de las representantes de las empresas a las que se le adelantó la extinción de dominio aseguró que han sido vinculadas en una operación por un presunto testaferrato del excomandante guerrillero y negaron cualquier tipo de relación.

Por su parte, Pablo Catatumbo emitió un comunicado de prensa en el que advierte que nada tiene que ver con estos hechos, reseñando que fue acusado por dos desertores de las Farc (Edver Fajardo, alias Vicente o Concha de Mugre, y Luis Alfredo Soler Hoyos) que se han caracterizado por “entregar información falsa” a las autoridades para que se realicen montajes judiciales.

Pablo Catatumbo reclama por la extinción de dominio.
Pablo Catatumbo reclama por la extinción de dominio. - Foto: Cortesía

Debido a esto, manifestó que está dispuesto a atender a las autoridades correspondientes para dar las explicaciones necesarias frente a esta situación. “Desde la firma del Acuerdo de Paz he sido víctima de diversos intentos de montajes y entrapamientos, cuyo único fin es enlodar mi nombre, desprestigiarme ante la opinión pública y desprestigiar el Acuerdo de Paz”, aseguró Catatumbo.

Reseñó que hace pocos días fue contactado por un hombre identificado como José de Jesús Mejía Jaramillo, quien le avisó que lo querían vincular como su testaferro en un proceso por extinción de dominio. “Amablemente, le dejé en claro que yo desconozco en absoluto la información que me suministro y que, tal como a él le consta, era la primera vez que yo lo veía” (sic).

Catatumbo aclaró que ya puso esta situación en conocimiento de la Fiscalía General, con el fin de intentar limpiar su nombre. “En los últimos cinco años hemos padecido la multiplicidad de ataques, montajes y entrampamientos que se suman al que hoy pretende desacreditar mi nombre, uno de ellos ocurrió hace menos de un año con una funcionaria de la Embajada de Colombia, en Washington. Hechos que fueron debidamente informados a la Fiscalía y, en al menos tres ocasiones más”.

Toma de El Billar

Recientemente, ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), el excomandante de la guerrilla de las Farc, Jorge Torres Victoria, alias Pablo Catatumbo, reconoció su responsabilidad en la denominada batalla de la quebrada El Billar, registrada entre el primero y el cinco de marzo de 1998 en el departamento del Caquetá.

Durante esa toma guerrillera, ejecutada a pocos días de las elecciones al Congreso de la República, fueron secuestrados 45 militares. Con esta acción buscaba presionar un acuerdo humanitario al Gobierno para que liberara a varios guerrilleros que estaban recluidos en las cárceles.

El actual senador por el Partido Comunes (creado tras la firma del Acuerdo de Paz), igualmente, les pidió perdón a los familiares del exconcejal de Palmira (Valle del Cauca), Oswaldo Díaz, secuestrado el 15 de octubre de 2001, asesinado y desparecido por la guerrilla en medio del cautiverio.

“Las Farc cometieron una tremenda injusticia, secuestrándolo y después matándolo. Haremos lo que sea por dignificar su nombre. No había ningún derecho a que hubiéramos mancillado su nombre”, aseguró Catatumbo ante la Sala de Reconocimiento de la JEP.

El exintegrante del Secretariado de las Farc reconoció que el secuestro se ordenó tras vincular al entonces concejal con los grupos paramilitares y además hechos de corrupción. Acciones y nexos que jamás se comprobaron.

Esta acción se realizó en medio de la tercera jornada de concentración de versiones voluntarias del Comando Conjunto de Occidente - Bloque Occidental en el denominado Caso 01: Toma de rehenes, graves privaciones de la libertad y otros crímenes concurrentes cometidos por las Farc-EP.