nación

Flip denuncia responsabilidad de actores políticos en la violencia en línea contra las periodistas

Así lo reconoce el Tribunal Administrativo de Cundinamarca.


La Flip anunció en su cuenta de Twitter que el Tribunal Administrativo de Cundinamarca tomó la decisión donde reconoce “que en Colombia hay un marcado patrón de violencia en línea contra las mujeres periodistas”.

Desde la organización señalaron: “Interpusimos una tutela con nueve periodistas” víctimas de ataques en línea. “Como represalia a su oficio sufren de impactos diferenciados por el hecho de ser mujeres. Estos ataques además suelen ser difundidos y amplificados por actores y líderes políticos para desprestigiarlas”, expresaron.

Asimismo, destacaron que “por primera vez una autoridad judicial reconoce que en Colombia existe un marcado patrón de violencia en línea, ejercido en redes sociales, contra mujeres periodistas”. Además, la Flip informó que el tribunal determinó que “el Consejo Nacional Electoral (CNE) y los Comités de Ética pueden sancionar a partidos y movimientos políticos, y políticos, respectivamente, por utilizar o permitir este tipo de violencia para el ejercicio de la participación política y electoral”.

En este sentido, ambas entidades pueden imponer los correctivos que sean necesarios y pertinentes con el fin de acabar y mitigar con este tipo de violencia de género.

Por su parte, la Flip destacó cinco puntos determinantes sobre la decisión del Tribunal Administrativo de Cundinamarca:

  1. “Reconoce que la violencia en línea es un fenómeno que, de forma creciente, afecta la privacidad y seguridad de las mujeres periodistas. El tribunal reconoció que esta violencia en línea se produce mediante el “uso inadecuado e irresponsable de las redes sociales, especialmente en el ejercicio de la actividad política”.
  2. Las agresiones en línea siguen un patrón en donde los comentarios de líderes y figuras políticas son determinantes en su amplificación.
  3. Aclara la ruta para denunciar los actos de violencia de actores políticos. Explicó que no existe un mecanismo especial para denunciar la violencia en línea de actores políticos, pero que se puede reportar a través del derecho de petición. La ciudadanía y la prensa pueden acudir a los comités de ética de los partidos y movimientos políticos y del CNE, respectivamente, las faltas de los integrantes de dichas organizaciones políticas y aquellas cometidas por los partidos y movimientos políticos, cuando se advierta que han asumido una actitud permisiva respecto al uso o incitación a la violencia en línea.
  4. Establece que el CNE y los comités de ética tienen competencia para sancionar a partidos y movimientos políticos, y a sus afiliados, respectivamente, y deben adoptar un papel más proactivo en aras de prevenir y sancionar la incitación de la violencia en línea en ejercicio de la actividad política.
  5. Dispone diversas medidas para prevenir que las redes sociales de miembros y afiliados a partidos políticos, se conviertan, amparados en una falsa legitimación del ejercicio de la actividad política, en instrumentos de violencia contra la mujer periodista”.

Con respecto a estos puntos y a la decisión, la organización en defensa de la libertad de prensa manifestó su positivismo con la determinación y “esperamos que en su decisión, la Corte dé lineamientos concretos para que partidos, movimientos políticos y las autoridades electorales respondan de forma concreta a las necesidades actuales”.

Por último, la Flip denunció que desde hace algunos años existe otro riesgo contra las periodistas y viene desde el “discurso de odio y una narrativa negativa contra la prensa”.

“Además de la violencia en línea con un componente de género, existe un riesgo de uso de discurso de odio y una narrativa negativa contra la prensa, que es impulsada por mensajes de líderes políticos y funcionarios públicos en sus redes sociales”, concluyó la Flip.