política

Gustavo Petro propone crear “una JEP para narcotraficantes” y otorgarles “beneficios jurídicos”

En un video, el candidato del Pacto Histórico planteó que esto aplicaría para organizaciones ligadas al narcotráfico que se sometan a la justicia.


El candidato presidencial del Pacto Histórico Gustavo Petro aún no sale de la polémica que se generó en su campaña por la visita de su hermano, Juan Fernando Petro, a la cárcel La Picota para hablar del llamado “perdón social” con condenados por corrupción y parapolítica, cuando nuevamente vuelve a estar en el ojo del huracán.

Esta vez la polémica tiene que ver con una controversial propuesta suya: crear una JEP para narcotraficantes.

El pronunciamiento, que pasó desapercibido en su momento, fue grabado y publicado en redes sociales por la Colombia Humana, movimiento al que pertenece el candidato presidencial de izquierda.

En la grabación Petro habla de buscar un “desmantelamiento pacífico del narcotráfico” e inmediatamente explica de qué se trata.

“Procesos jurídicos de sometimiento colectivo a la justicia, lo que implica beneficios jurídicos a cambio de no repetición de la actividad narcotraficante, eso puede usted llamarlo una JEP para el narcotráfico”, explicó el candidato del Pacto Histórico, en medio de la grabación de mediados de febrero de este año y que fue revivida en medio de la discusión sobre el llamado “perdón social”, con lo que se demostraría que, contrario a lo que se ha dicho desde su campaña, Petro contemplaría beneficios judiciales a personas señaladas de graves delitos.

En Colombia, ya existe la Ley 1908 de 2018, conocida como ley de sometimiento a la justicia, que busca justamente que grupos armados organizados se puedan someter colectivamente a la justicia a cambio de beneficios penales. Se establece, además, la posibilidad de reclusión en granjas agrícolas, que podrán ser de máxima, mediana o mínima seguridad para que los condenados que se hayan acogido a esta norma paguen sus penas.

Sin embargo, lo planteado por Petro, además de la posibilidad de “beneficios jurídicos”, plantea la duda sobre si se crearía una nueva jurisdicción especial, lo que implicaría, en caso de ser similar a la JEP, que los narcotraficantes tendrían sus propios jueces y un sistema de juzgamiento especial.

Hay que recordar que, por ejemplo, en el caso de los excombatientes de las Farc, quienes son juzgados por la JEP, a pesar de que son acusados de graves delitos, aún no han perdido sus derechos políticos y algunos de los líderes pueden estar en el Congreso como parte del acuerdo de La Habana.

Aún no está claro si este “desmantelamiento pacífico del narcotráfico” planteado por Petro tiene alguna relación con el llamado “perdón social” propuesto por él mismo, sin embargo, a finales del año pasado, el candidato del Pacto Histórico dio algunas luces al respecto al mencionar estos dos conceptos que tendrían alguna relación.

“Un saludo en las cárceles a todos y todas las presas; los más excluídos de los excluídos. En Colombia Humana la cárcel será para educarse y trabajar. Habrá la posibilidad de un desmantelamiento pacífico del narcotráfico. La opción de un perdón social”, expresó Petro en su momento.

Perdón social

Gustavo Petro ha estado los últimos días en medio de la polémica por cuenta de la visita de su hermano a presos condenados por graves delitos, con los que habría hablado del llamado “perdón social”, un concepto planteado por el candidato del Pacto Histórico y que él mismo reconoció fue tocado en esa visita.

Sin embargo, Petro aclaró que esta reunión no se dio por instrucción suya, sino como parte de la misión de la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz, a la cual pertenece su hermano.

En todo caso, el pasado viernes 8 de abril, Juan Fernando Petro –hermano del candidato- llegó a La Picota, donde estuvo en promedio seis horas para hablar con varios condenados por corrupción, parapolítica y concierto para delinquir, entre otros delitos. Entre los presos, como ya se sabe, hubo varios exalcaldes y exgobernadores, además de Iván Moreno, condenado por el carrusel de la contratación en Bogotá, y Álvaro el Gordo’ García, quien paga cárcel por la masacre de Macayepo.

Juan Fernando Petro le dijo a SEMANA: “Se sorprendieron cuando les dije a ellos: bueno, este documento lo vamos a tener en Justicia, paz y reconciliación, pero indiscutiblemente una de las copias de ese documento se la voy a transmitir a Gustavo”.

El meollo del asunto es de qué se habló en aquella polémica reunión que ha destapado un fuerte escándalo en la campaña presidencial de Petro.

Así lo explicó el hermano del candidato, quien confirmó que sí hablaron del ‘perdón social’, la propuesta de Gustavo Petro. “Ellos la habían escuchado ya en las cárceles… y me preguntaron qué significaba el concepto de perdón social. Eso fue parte de la conversación y el eje central de la conversación sobre derechos humanos. Y claro, ese es un tema que les interesa, porque las dos palabras están significando una segunda oportunidad, de reconciliación pacífica entre todos los colombianos. De eso se trata el tema, ya lo hablará Gustavo con mayor amplitud”, dijo Juan Fernando Petro.

El hermano del candidato presidencial del Pacto Histórico fue más allá sobre el perdón social que trataron en la charla con los condenados. “De la parte del perdón social que los motiva es saber si podría haber para ellos, desde el punto de vista de ellos, una rebaja de penas”.

Noticias relacionadas