Tendencias

Home

Nación

Artículo

Nicolás Petro, hijo del presidente Gustavo Petro, pidió por Twitter acciones de mitigación en el Sur de Atlántico por inundaciones. - Foto: Archivo SEMANA

nación

Hijo de Gustavo Petro pidió trabajos inmediatos a la Presidencia tras alerta de inundación en el Atlántico

Nicolás Petro pidió a la presidencia de su padre y a la Gobernación del Atlántico acciones “inmediatas” de mitigación en el sur del Atlántico.

Las imágenes de lo que viven los habitantes del corregimiento de La Peña y que evidenciaban que la laguna, al parecer, se habría convertido en un mar enfurecido por las olas, tiene en alerta a los habitantes del sur del departamento del Atlántico por el desbordamiento del embalse del Guájaro, que ya superó su cota máxima y traspasó el muro de contención a la altura de ese corregimiento.

En su red oficial de Twitter, el hijo del presidente Gustavo Petro, quien a su vez es diputado por el departamento del Atlántico, hizo un llamado urgente a la presidencia de su mismo padre y a la Gobernación del Atlántico para prevenir una tragedia como la registrada en el año 2010.

“Alerta máxima en el sur del Atlántico. El embalse del Guájaro llegó a la cota de desbordamiento amenazando a miles de familias. Le solicito a presidencia y a la Gob. Atlántico adelantar inmediatamente trabajos de mitigación que eviten una tragedia humanitaria”, dijo Nicolás Petro, en el trino.

De acuerdo con lo dicho por él mismo, ya son cuatro los corregimientos que bordean el cuerpo de agua que reportan inundaciones.

“Las constantes lluvias agudizan la problemática. Le solicito a la UNGRD agilizar los trámites para que las labores de prevención sean eficaces y lleguen inmediatamente las ayudas humanitarias”, añadió el diputado.

Y es que lo que ocurre en el corregimiento de La Peña es una verdadera situación alarmante; en un video que circula por las redes sociales quedó en evidencia la crítica situación que afrontan por cuenta de la creciente súbita del río Magdalena, algunas casas ya reportan inundaciones y el agua llegó hasta la plaza principal del corregimiento.

Los fuertes vientos provocaron minutos de angustia. Los embates de las olas que se formaron arrasaban con lanchas y canoas. La fuerza del viento fue de tal magnitud que el agua se filtraba por el malecón del sector que es conocido como turístico y donde se encuentra el sector económico de ese territorio, producto también de la misma pesca en el embalse.

El último censo realizado por la Gobernación del Atlántico da cuenta que en La Peña viven 842 personas en condiciones de vulnerabilidad.

Candelaria Hernández, subsecretaria Prevención y Atención de Desastres, informó que este censo también se estará realizando en los municipios de Santa Lucía y Campo de la Cruz, al igual que sus corregimientos. Además, se llevará a cabo en Aguada de Pablo, Villa Rosa, Las Compuertas y Rotinet.

“Esta información es importante porque nos permite construir una evaluación de daños y análisis de necesidades que permitan diagnosticar y priorizar la intervención en los sectores, para posteriormente registrarlos en el Registro Único de Damnificados”, agregó Hernández.

Precisamente, la Gobernación entregó 85 mercados a igual número de familias en el corregimiento de San Juan de Tocagua, jurisdicción del municipio de Luruaco. Sus viviendas se inundaron después de que la ciénaga del Totumo se desbordara, a raíz de las fuertes lluvias.

Las autoridades departamentales se comprometieron días atrás a realizar revisiones en la laguna de Tocagua, la ciénaga del Totumo y de la intervención del arroyo Iraka, para empezar con las obras de mitigación.