Tendencias

Home

Nación

Artículo

Indígenas invadieron predio en el municipio de Miranda (Cauca)
Indígenas con prendas alusivas al CRIC, están en la Hacienda Maracaibo en el Cauca, amedrantando a los trabajadores de la zona. - Foto: Pantallazo video autor anónimo

nación

Indígenas intentan invadir la hacienda Maracaibo en Cauca; denuncian que usan niños para la incursión y ya hay heridos por arma de fuego

Los trabajadores piden la presencia de la Fuerza Pública.

En el municipio de Miranda (Cauca), precisamente en la hacienda Maracaibo en la vereda Guatemala, integrantes del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric), llegaron a invadir el predio. Uno de los trabajadores pudo establecer comunicación con SEMANA, y desde el sitio reportó lo que está pasando este sábado.

“Llevamos dos horas aproximadamente luchando con los indígenas del Cric, están invadiendo y agrediéndonos. Llegaron en tres chivas y también en camionetas; ingresaron como si fuera propiedad de ellos a dañar todo lo que se les atravesara. Inclusive, trajeron adultos mayores y niños de 6 a 9 años de edad para invadir”, relató el trabajador.

Desde el lugar, el hacendado dijo que los están amenazando y agrediendo verbalmente. “Cuando vieron que estábamos grabando se detuvieron con la agresión física; pero eso no les importó y ya dispararon; hay heridos, uno de los compañeros fue atacado con un machete”, contó.

Al conocerse esta incursión, arribó un grupo de trabajadores de diferentes haciendas para respaldar a quienes están siendo amedrentados en la Maracaibo. “Les dijimos a los indígenas que no íbamos a permitir que invadieran porque es el único punto donde podemos desarrollar nuestras labores, y lo que menos queremos es confrontaciones. En este momento tenemos la sangre a mil por hora”, manifestó.

Agregó que esta situación la vienen sufriendo desde hace varios años, no solamente en los últimos meses, como se ha reportado.

“Hemos tenido esta confrontación con mucha más agresividad después del mal llamado estallido social. Se ha incrementado en un 200 %. Ya hablamos de siete u ocho municipios invadidos, todos los del norte del Cauca, donde prácticamente se generan 50 mil empleos directos e indirectos. Es la única fuente de empleo que tenemos y ya el único rincón en el que podemos ejercer nuestra labor es en la que hoy se encuentran invadiendo, la hacienda Maracaibo”, dijo.

Aunque solicitan la presencia de la Fuerza Pública, el trabajador aseveró que es frustrante cuando llegan porque solo hacen la labor de espectadores. “Ellos no pueden hacer nada al respecto debido a la forma en que estas comunidades indígenas tienen estrategias y las habilidades para tergiversar las informaciones. La Fuerza Pública hace presencia, pero únicamente son espectadores y nada más. Incluso, ellos también son víctimas, se han visto agredidos verbal y físicamente por los indígenas, muchas veces les escupen a los soldados o policías que hacen presencia en algunos de estos ejercicios”, contó.

El trabajador también hizo una grave denuncia, dijo que los indígenas llegan a invadir con el propósito de trabajar esas tierras; sin embargo, no para la producción de alimentos, sino para sembrar coca.

“Ellos manifiestan que en la parte alta, en la cordillera donde se encuentran, no tienen donde trabajar. Para nadie es un secreto que allá no se cultiva comida. Los que vivimos en los municipios de Corinto, Miranda y Florida, vemos cómo llegan las chivas, en vez de traer comida de la parte alta, lo que hacen es llevársela. Los que surten a las comunidades de comida es de la galería Cavasa. Para nadie es un secreto que lo que se cultiva en esa parte es la hoja de coca”, denunció.

En este momento, según el trabajador, están haciendo un cordón de protección para que los indígenas no los sigan perjudicando en sus labores, afirmó que no están dispuestos a seguir tolerando agresiones. “Si permitimos que estas invasiones continúen, nos vamos a quedar sin poder ejercer nuestras labores. Quedan pocas haciendas para trabajar”, agregó.

Estas invasiones, según los trabajadores, se multiplicaron después del estallido social que tuvo lugar el 28 de abril de 2021. Aunque tenían adelantada una mesa de diálogo con el anterior Gobierno, el trabajador que está haciendo estas denuncias, aseguró que mientras estaban en dichas reuniones, alternamente, los indígenas se encontraban invadieron.

“Después de que se posesionó el presente Gobierno, la mesa continuó. Se hicieron algunas modificaciones y los indígenas son partícipes de esa mesa, incluso dicen que se van a acoger al diálogo, lo que es contradictorio. Ejemplo de ellos fue la reunión que tuvimos el pasado miércoles con la vicepresidenta Francia Márquez y solo tres días después estamos viviendo esta situación. Parece que los diálogos los impulsaran a cometer estos delitos”, afirmó.

Finalmente, manifestó que no quieren que la vida de algún compañero o de un habitante del sector se vea afectada. “Las comunidades están dispuestas a salir a enfrentar a estos invasores, porque no solamente se trata de trabajo, sino de las peleas que hay en el sector; ellos también desplazan a la gente”, dijo.

Por el momento, se reportan heridos por arma de fuego y explosiones artesanales. La comunidad y los trabajadores esperan un pronto pronunciamiento del gobierno de Gustavo Petro, acompañado de acciones contundentes para acabar con este flagelo.