nación

Insólito, así quedó libre un hombre señalado de abusar a menor en hogar comunitario

La Fiscalía General presentó recurso de apelación asegurando que el procesado representa un claro peligro para la sociedad y puede emprender la fuga.


En libertad quedó un hombre de 57 años, capturado recientemente, tras ser denunciado por haber abusado sexualmente de una niña de tres años en un hogar comunitario adscrito al Instituto Colombiano del Bienestar Familiar (ICBF), en la ciudad de Pereira.

Pese a que la menor le relató a su madre lo que estaba ocurriendo dentro del hogar comunitario, el juez de control de garantías consideró que ese testimonio no era totalmente confiable, situación por la cual rechazó la petición de la Fiscalía General de cobijar al hombre con medida de aseguramiento.

El fiscal a cargo de la investigación detalló que fue la misma niña de tres años quien le comentó a su progenitora que estaba siendo víctima de actos sexuales abusivos por parte del hombre, quien era el compañero sentimental de la mujer que administraba el hogar comunitario.

En el reporte oficial se indica que el hombre la sometía a tocamientos indebidos por la fuerza. “El malestar reportado por la víctima hizo que fuera atendida en un centro médico donde los especialistas lograron evidenciar las agresiones a las que, al parecer, habría sido sometida”.

Sin embargo, para el juez, este testimonio –en el cual se basó la denuncia penal contra el hombre– no fue suficiente, puesto que faltaban más datos que soportaran los hechos.

La Fiscalía General le imputó el delito de acto sexual violento con menor de 14 años de edad. Ante la pregunta del juez de control de garantías el hombre se declaró inocente de los hechos mencionados.

Tras la decisión del juez, la Fiscalía General presentó el recurso de apelación, argumentando que el procesado representa un peligro para la sociedad y puede emprender la fuga, afectando así la investigación.

Un juez de conocimiento de Pereira será el que resuelva en segunda instancia la solicitud de la Fiscalía General la representación de víctimas.

Tras conocerse la denuncia, el ICBF de Risaralda tomó la decisión de suspender inmediatamente el servicio del mencionado hogar comunitario y se ordenó activar la ruta de verificación de derechos de todos los niños y niñas que se encontraban en el mencionado lugar. Igualmente, el ICBF tomó medidas para brindarle atención médica y psicosocial a la menor de edad y todo su núcleo familiar.

Ya es la segunda vez que se presenta un caso de estas características en la capital de Risaralda. En octubre de 2021 se denunció el caso de abuso sexual contra tres niñas en un hogar comunitario.

En la denuncia se manifestó que el hijo de la persona que estaba a cargo del hogar habría ejercido tocamientos indebidos contra las menores de edad. Pese a la denuncia, no se tomó una medida de fondo contra el agresor.

Lo único que ocurrió fue el cierre del hogar y la reubicación de los catorce menores que estaban a su cuidado.