bogotá

Se disparó la violencia intrafamiliar en Bogotá, las mujeres cada vez son más maltratadas

De enero a julio se presentaron 23.368 víctimas, de las cuales, el 74,5 % fueron mujeres.


La violencia intrafamiliar sigue elevándose en Bogotá. De enero a julio de 2022, 84.847 personas recibieron atención en Comisarías de Familia en todos los roles. De esta cifra, un total de 23.368 personas fueron catalogadas como víctimas de violencia en el contexto familiar, lo que significa un incremento del 43,3 % frente a igual periodo de 2021, cuando hubo 16.302 víctimas de violencia intrafamiliar.

Para este año, el número de mujeres atendidas para estos casos fue de 17.411, 74,5 % del total de personas atendidas; 5.927 hombres, 5.950 niñas, niños y adolescentes, y 2.239 personas mayores.

Tristemente, la violencia contra la mujer sigue aumentando de manera alarmante. En igual periodo del año anterior, las mujeres víctimas de violencia intrafamiliar sumaban un total de 12.223, lo que significa que para este año hubo una subida de 42 %, o 5.188 mujeres víctimas de más.

Pero en el caso de los hombres, también hay una señal de alarma. Entre enero y julio del año pasado hubo 4.058 hombres víctimas de violencia intrafamiliar, es decir, que para este 2022, se presentó una trepada del 46 % y aunque porcentualmente la diferencia es mayor a la variación de las cifras de las mujeres, en términos absolutos representó un aumento de 1.869 casos.

Si bien las cifras reflejan un incremento, para la Secretaría de Integración Social los datos tan solo reflejan que se aumentó la denuncia.

“Integración Social tiene en funcionamiento permanente las Comisarías de Familia con sus diferentes modalidades, bajo ninguna circunstancia podemos aceptar violencia al interior de las familias. Hoy hay mayor conciencia, un mayor registro, una mayor denuncia; no necesariamente quiere decir que la violencia intrafamiliar se haya incrementado. Lo que en este momento se ha incrementado y lo dicen las cifras, es el registro. En ese sentido, la convocatoria es a que denunciemos, no podemos aceptar estos niveles de violencia al interior de las familias”, dijo Omaira Orduz, subdirectora para la Familia en la Secretaría Distrital de Integración Social, aseguró.

De acuerdo con la Secretaría, esta administración ha venido trabajando de manera articulada y, actualmente, hay cuatro Casas de Justicia en las localidades con mayor índice de violencia intrafamiliar (Ciudad Bolívar, Suba, Barrios Unidos y Bosa). Allí está la institucionalidad que garantiza sus derechos, los protege y busca que la integridad y la vida de las personas sea el centro.

“Convocamos a la denuncia; vecinos, maestros, médicos, en diferentes entornos se reciben casos. Recordamos la línea directa de Comisarías de Familia: 3808400, donde se puede decretar de manera inmediata, medida provisional de protección”, agregó Omaira Orduz.

Hay disponibles 37 Comisarías de Familia en modalidad presencial y virtual; diez semipermanentes funcionando de 7:00 a. m. a 11:00 p. m.; dos activas las 24 horas, una ubicada en el Centro de Atención Penal Integral para Víctimas (CAPIV) y otra en la alcaldía de Engativá; hay 22 comisarías que atienden en jornada diurna de 7:00 a. m. a 4:00 p. m.; toda la oferta de servicios está dispuesta para garantizar los derechos de las familias con más 600 profesionales que brindan atención.

Una gestión que se fortalece

La Subdirección para la Familia de Integración Social formuló el proyecto 7564 ‘Mejoramiento de la capacidad de respuesta institucional de las Comisarías de Familia’, que tiene entre sus metas, ‘Fortalecer el 100 % de las Comisarías de Familia en su estructura organizacional y su capacidad operativa, humana y tecnológica, para garantizar a las víctimas de violencia intrafamiliar el oportuno acceso a la justicia y la garantía integral de sus derechos’.

Esta meta contempla cinco líneas de acción: organizacional, operativa, tecnológica, humana y física, para dar soporte institucional y avanzar en la protección y garantía de derechos fundamentales de mujeres, niñas, niños, adolescentes; personas mayores, entre otros sujetos de especial protección constitucional.

En el marco de este plan de fortalecimiento y, luego de la modernización de la Comisaría de Familia de Barrios Unidos, donde se inició la aplicación del Sistema de Justicia Oral para las acciones de violencia intrafamiliar en su nueva versión, la ciudadanía de esta localidad es atendida en instalaciones mejoradas a nivel de infraestructura física y tecnológica.

De igual manera, el modelo de operación ya está siendo replicado en siete Comisarías de Familia más: San Cristóbal dos, Santa Fe, Suba dos, Tunjuelito, Antonio Nariño, Sumapaz y Usaquén dos, donde también se adelantan audiencias bajo el Sistema de Justicia Oral.

Ha habido también dotación tecnológica (equipos de cómputo, cámaras inteligentes con capacidad de detección de rostros y un rango visual de grabación de 120 grados, entre otros) en todos los despachos comisariales y comisarías móviles.

Así mismo, en el marco del Plan Distrital de Desarrollo 2020-2024, se han orientado y sensibilizado un total de 16.129 personas con relación a en los procesos de prevención y orientación de la violencia intrafamiliar en la ciudad; 4.616 en 2020, 7.059 en 2021 y 4.454 en 2022. Esta labor se ha desarrollado, a través de las escuelas locales de prevención de violencias, la Escuela Distrital de Prevención de Violencias y procesos de sensibilización en masculinidades alternativas no violentas.