cundinamarca

Tragedia en Ubaté: hombre murió durante competencia de consumo de morcillas

Si bien la primera versión de los hechos apuntaba a un caso de atragantamiento, el hospital local entregó un parte médico en el que se advierte la causa real del deceso.


Sorpresa y opiniones divididas ha despertado un inesperado hecho que tuvo lugar el pasado fin de semana en el municipio de Ubaté, Cundinamarca, pueblo reconocido por su industria láctea, que en 2022, y después de dos años de ausencia, celebró el regreso de las denominadas Ferias y Fiestas en honor ‘al Santo Cristo’. La alegría provocada por las fiestas, desafortunadamente, derivó en una tragedia que hoy enluta al municipio, pues significó el deceso de uno de sus pobladores.

La persona fallecida, según recoge el parte médico, es Luis Eduardo Rincón Ovelencio, un hombre de apenas 55 años, quien se encontraba departiendo en medio de la celebración y quiso participar en una peculiar competencia: un evento de velocidad y apetito: un concurso de comedores de morcilla. Este último, un plato típico del país, que se prepara con el intestino del cerdo.

Mientras se encontraba participando en la competencia, el hombre comenzó a presentar problemas de salud y terminó cayendo de la tarima. Inmediatamente los cuerpos de emergencias del municipio asistieron al enfermo, prestando un servicio de “atención oportuna, en la medida de lo que los recursos disponibles les permiten”.

A través de un comunicado, el Hospital El Salvador de Ubaté explicó lo sucedido con el hombre fallecido durante su participación en el Festival de la Morcilla.

Saliendo al paso a las primeras versiones que rondaron frente a la emergencia, el personal médico de la institución aclaró que el tiempo de llegada al lugar donde yacía el concursante, fue de solo 6 minutos, contrario a lo afirmado por algunos familiares del ahora fallecido participante, quienes afirmaban que en el caso del deceso de Rincón había existido negligencia médica, pues no había contado con la respuesta oportuna de las autoridades sanitarias.

En ese mismo sentido, y refutando una versión entregada por los familiares, los médicos del centro asistencial negaron que la muerte de Rincón hubiera respondido a un caso de atragantamiento con morcilla, explicando que si bien la manifestación de los problemas de salud coincidieron con su participación en el evento, al paciente le ocurrió un evento de tipo cardíaco y no a un problema de las vías respiratorias y digestivas.

Así, el centro médico, explicó que los estudios póstumos realizados al cuerpo establecieron la ocurrencia de un “infarto agudo al miocardio”, al evidenciar rastros de un “shock cardiogénico”, versión que no es compartida por la familia, que insiste en denunciar que el hombre murió atragantado porque nadie lo asistió oportunamente.

El comunicado también señala que el tiempo de respuesta fue de solo 6 minutos, y que a la llegada a la Plaza de Mercado, lugar donde sucedió la muerte en competencia, “se encuentra al paciente inconsciente y cianótico, se inicia manejo con oxígeno y compresiones cardíacas, y se trasladó de inmediato al servicio de urgencias”.

En el comunicado, el personal médico también precisa que pese a que Rincón fue intubado, el paciente no respondió a los protocolos y maniobras de reanimación cardiopulmonar, lo que terminó en su fallecimiento en el hospital municipal.