nación

“Una venganza... ya no vale la pena ser general”: duros testimonios de la molestia en la Policía con el presidente Gustavo Petro

La salida de 21 generales de la institución causó alarma y desmoralizó a los uniformados. SEMANA habló con varios de los afectados y los que se quedaron en la institución.


Desde que Gustavo Petro llegó al poder, en un sector de las fuerzas armadas se vivía una enorme desazón. Para muchos del estamento militar no era fácil ver llegar al mayor cargo del Estado a un exguerrillero, pero aún más a uno de los líderes políticos que han sido más críticos con la labor que ellos han desempeñado en los últimos años.

La barrida de 21 generales que anunció el primer mandatario el viernes pasado agudizó ese malestar.

SEMANA habló con decenas de miembros de la institución, incluidos algunos de los generales que salieron este viernes. El malestar es enorme.

“Más que elegirlos a ellos, el mensaje fue claro: romper con toda una generación de generales y colocar a los dos nuevos para, de manera directa e inmediata, romper con generales que pudieran tener algún tipo de afinidad política. Cortaron eso de raíz, eso es lo que buscaban“, le dijo uno de ellos a este medio.

“Aquí no miramos pensamientos políticos ni nada por el estilo”, respondió Petro en una rueda de prensa. Sin embargo, para algunos de los altos oficiales que pasaron al retiro, las cosas son a otro precio.

Desde la reciente campaña presidencial, Petro dio muestras de tener en la ‘mira’ a la Policía. De hecho, acusó a la institución de dejar “sin ojos” a los jóvenes durante las protestas de abril de 2021. Por eso, una de sus propuestas fue acabar el Esmad, un tema muy polémico que encendió el debate este fin de semana, pues el nuevo director de la Policía dice que no ocurrirá y Gustavo Bolívar, el alfil del petrismo, asegura que es una promesa que no puede incumplirse.

2098
2098 - Foto: Semana

Los miembros de la Policía que no pueden expresar sus opiniones debido a la naturaleza de su trabajo, se estremecieron por lo que sucedió el viernes. A pesar de que lo veían venir, los mensajes de confianza que les había transmitido el presidente tras su posesión habían generado una tranquilidad temporal.

“Sin palabras, en todo cambio de Gobierno se esperan cambios en la cúpula, pero lo normal son tres o cinco generales que se hacen a un lado, pero esto es único, histórico en la institución. El antecedente que había era la salida de 13 generales cuando asumió el general Naranjo”, recuerda uno de los que habló con SEMANA.

“Se siente dolor, mucho dolor, por tantos años en una gran institución y una salida de un portazo, sin explicaciones, sin razón, sin justificar. Obvio, es una decisión política, pero que puede hacer mucho daño a los miles de hombres y mujeres que buscan escalar y llegar al generalato y, por qué no, a la cúpula de la Policía y a sus cargos más representativos”, agregó otro de los generales afectados por la decisión de Petro.

Tras el anuncio del viernes, muchos de los que se quedaron también están estupefactos. “Totalmente sorprendidos, nadie, pero nadie en la institución llegó a pensar que algo así podía suceder”, dijo uno de los que continúa en la Policía. “La moral queda muy baja. Hay incertidumbre, zozobra... ¿Qué puede esperar? Que de un momento a otro por una decisión saquen a más de 20 generales. ¿Cuál es la razón? Eso no queda claro”, sostiene.

Sin embargo, aclara que eso no es razón para generar pánico entre la ciudadanía, pues los miembros de la Policía están entrenados para cumplir con las decisiones de sus superiores. “Las órdenes son para cumplirlas y primero está la institucionalidad del país y el respeto por la leyes... pero es muy triste la salida de tantos generales que dieron tanto por Colombia”, añadió.

Los miembros de la policía dicen que es normal que cada gobierno haga cambios, pero que “un garrotazo como estos, es como una bofetada para la institución, para los generales, para sus familias, para el país”.

“Nunca se había dado un cambio tan brusco, tan grande en la Policía. Es un dolor de patria”, dijo otro de ellos.

En la institución también hay dolor y preocupación por los que salieron. “Hay generales muy valiosos que estaban en lo mejor de sus carreras y escalando para llegar a la cúpula y porque no llegaron a ser directores o subdirectores”, señala otro que sigue trabajando y que agrega que lo hará con compromiso y honor, como siempre.

Los mismos generales que fueron sacados compartieron ese sentimiento con SEMANA. “Nos tocó irnos para la casa.. mi Dios sabe como hace sus cosas”, dijo uno de los botados. Aclaró que se va preocupado, pero que respeta la decisión y espera que todo sea dentro de la Policía sea para bien.

“Se siente dolor, mucho dolor, por tantos años en una gran institución y una salida de un portazo, sin explicaciones, sin razón, sin justificar”, agrega otro de los generales.

La lista de los 21 generales que salieron de la Policía es la siguiente: Jorge Luis Vargas, Hoover Alfredo Penilla, Herman Alejandro Bustamante, Ramiro Castrillón Lara, Fabián Laurence Cárdenas, Fernando Murillo, Julio César González, Juan Alberto Libreros, Óscar Antonio Gómez, Manuel Antonio Vásquez, Eliécer Camacho, Jesús Alejandro Barrera, Norberto Mujica, Ricardo Augusto Alarcón, Silverio Ernesto Suárez, Pablo Antonio Criollo, Luis Ernesto García, Gustavo Franco, Samuel Darío Bernal, Marco Aurelio Bolívar y Pablo Ferney Ruiz.

Entre ellos, hay especial reconocimiento por el director saliente de la Policía, el general Jorge Luis Vargas, uno de los hombres más preparados de la institución. Su labor ha sido exaltada por las agencias de inteligencia de Estados Unidos, como la DEA y la CIA, como uno de los hombres clave en la lucha antidrogas. Es considerado un oficial consagrado, prudente, serio y correcto.

jorge luis vargas valencia Director de la Policía Nacional
Jorge Luis Vargas Valencia, director de la Policía Nacional - Foto: guillermo torres-semana

Su salida acaba con una generación de directores que se prolongó desde el general Rosso José Serrano, en el Gobierno de Ernesto Samper, pasando por el general Óscar Naranjo. Ambos fueron llamados en su momento “los mejores policías del mundo”. Vargas fue clave en golpes cruciales contra la criminalidad en el Gobierno Duque, incluidos los llamados objetivos de alto valor, como la captura de alias Otoniel, exjefe del Clan del Golfo.

Sin embargo, el general Vargas fue generoso con el presidente Petro y con su sucesor, el general Sanabria. “Lo respetamos, lo admiramos, lo rodeamos; usted es una garantía para el país, para Colombia; fue una decisión sabia, tiene el cariño de los policías de Colombia, vamos a rodearlos con trabajo, a cumplir las políticas del Gobierno, de los colombianos, defendiendo a los compatriotas”, dijo.

Vargas se quedó varios días en la institución, tras concluir el Gobierno de Iván Duque, y el pasado 7 de agosto se le vio rindiéndole honores militares al presidente Gustavo Petro.

El general Sanabria llega a la dirección de la Policía después de haber iniciado su carrera en la Dijín, donde se perfiló como oficial de inteligencia. Tuvo diferentes cargos en la Policía de Cundinamarca, la Escuela General Santander, la Dirección General de la Policía, la Dirección de Sanidad y en la Policía Metropolitana de Cartagena. Estaba ocupando la dirección administrativa y financiera de la Policía.

Por su parte, la subdirectora, la general Yackeline Navarro Ordóñez, ha desempeñado funciones en Atlántico, Meta y Antioquia, y en ciudades como Bogotá. Es la mujer que más lejos ha llegado en la Policía.