Un bebé muere
Un bebé de apenas dos días de nacido fue abandonado. - Foto: Getty Images

nación

Hallan bebé abandonado en el norte de Barranquilla

Un bebé de dos días de nacido fue abandonado en un parque del norte de Barranquilla.

Las imágenes del hallazgo de un bebé de escasos dos días de nacido, que fue encontrado por la comunidad en un parque en el norte de Barranquilla, recorren las redes sociales y han causado indignación entre los habitantes y las autoridades.

En un video que ha sido ampliamente compartido se detalla que el caso se registró en el barrio Villa Carolina, a altas horas de la noche de este lunes 28 de noviembre, y tras llevar al bebé a una casa y darle incluso alimento fue entregado a personal de la Policía Metropolitana de Barranquilla.

“El hallazgo sucedió la tarde de este lunes cuando una habitante del sector se percató de que el neonato había sido abandonado en el parque. De inmediato lo cargó y lo trasladó hasta su vivienda mientras esperaba la llegada de la Policía“, indicaron las autoridades.

Unidades del Grupo de Protección a la Infancia y Adolescencia llegaron hasta el apartamento y, tras verificar la situación y el estado de salud del bebé, lo trasladaron al Hospital Niño Jesús, donde el cuerpo médico confirmó que había nacido en ese mismo centro asistencial el día domingo y que su progenitora no había dejado datos de residencia, sin embargo, se tiene plenamente identificada.

“La Policía Metropolitana de Barranquilla acompaña el proceso de restitución de derechos del bebé que fue hallado por la comunidad en un parque de barrio Villa Carolina. Además, los policiales pusieron en conocimiento de la situación al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, el cual inició el proceso de restablecimiento de derechos”, anotaron desde la institución policial.

Mujeres obligaban a menores de edad a vender sus cuerpos

Otro terrible caso de maltrato contra menores de edad y abuso infantil salió a la luz pública en la capital del Atlántico, cuando tres mujeres fueron capturadas por pertenecer y conformar una presunta banda que se dedicaba a vender niñas para actos sexuales en el centro de Barranquilla y a quienes obligaban, incluso, a consumir drogas con los llamados clientes.

Las víctimas de la red serían niñas entre los 14 y adolescentes de 17 años, y lo más alarmante del caso es que todo el accionar delincuencial de las mujeres se registraba a una cuadra de las instalaciones de la Fiscalía, más exactamente sobre sector de la calle 41 con carrera 41 y sus alrededores, donde se encuentran lugares de lenocinio, bares y hoteles, donde realizaban el tráfico de estupefacientes de manera concertada y el proxenetismo con menores de 18 años.

“Estas mujeres pertenecían al grupo delincuencial común organizado Los Clientes, quienes operaban en el sector del centro de la ciudad, una de ellas es extranjera”, indicó la Policía Metropolitana de Barranquilla a SEMANA al consultar el caso.

Las presuntas proxenetas fueron capturadas muy cerca del lugar en la calle 42 con carrera 39 en el sector del centro y responden a los nombre de Marelixis Del Carmen Ortega Ortega, Mónica Patricia Polanco Martínez y Ana María Ortega Beltrán, las tres fueron señaladas de creas la banda “Los clientes” para tales fines delictivos, “este grupo delincuencial estaba conformado por mujeres que venían delinquiendo en el sector del centro de la ciudad de Barranquilla”, anotó la Policía.

Según información policial las jóvenes menores de edad eran sometidas y negociadas para actividades de tipo sexual con clientes consumidores de estupefacientes y es por ello que también dentro de los moteles aledaños al centro de la ciudad, donde las ingresaban eran obligadas a acompañarlos a consumir sustancias alucinogenas, como marihuana y cocaína que también eran comercializadas por las mujeres.

La mayoría de la víctimas eran menores de edad de nacionalidad venezolana que eran ofrecidas en 50 o 100.000 pesos. Cuatro de ellas quedaron a disposicion del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) para que pudieran ser restablecidos sus derechos.