judiciales

Presunto asesino de taxista apuñalado en Barranquilla quedó en libertad

Por presuntas irregularidades, un juez declaró ilegal la captura del sujeto que presuntamente sería el responsable del asesinato.


Luego que se lograra la detención de uno de los presuntos responsables del caso del taxista Rangel Roqueme González, quien fue asesinado en Barranquilla con un arma blanca en la urbanización de Caribe Verde cuando iba a ser despojado de sus pertenencias, se conoció en las últimas horas que fue dejado en libertad.

Como ilegal declaró un juez la captura del sujeto, que habría tomado el servicio junto a otro implicado para atracar a González, quien había logrado ser aprehendido por la comunidad, pero por presuntas irregularidades de la Policía en el proceso esta no fue válida. Sin embargo, continúa vinculado al cometido.

Por su parte, la Policía Metropolitana de Barranquilla aseguró que avanza la investigación contra la segunda persona que habría participado en el homicidio del taxista, de quien se tienen rastros y se espera pronto lograr su paradero, para garantizar la justicia del acto criminal.

El caso

De acuerdo con la información inicial, el conductor del vehículo de servicio público, identificado como Rangel Roqueme González, recogió a un pasajero que le propinó varias heridas con arma cortopunzante por robarle sus pertenencias.

El hecho se presentó en el sector Caribe Verde y según la versión preliminar, el delincuente, quien simuló ser un pasajero, esperó a que el conductor arrancara el automotor para agredirlo mientras lo despojaba de sus pertenencias.

Una de las hipótesis que manejan las autoridades es que el taxista Roqueme González se opuso al atraco, por lo que recibió varias heridas del atacante que tras cometer el ilícito huyó del lugar. El conductor murió en el lugar de los hechos.

Sin embargo, minutos después fue descubierto por varios motorizados y transeúntes en una zona boscosa. Tras retenerlo le propinaron una fuerte golpiza.

Uniformados de la Policía Metropolitana de Barranquilla se hicieron presentes en el sitio. Trasladaron al presunto delincuente a un centro médico y lo pusieron a órdenes de la Fiscalía.

Testigos habrían advertido a las autoridades que en el hecho participó otra persona.

El comandante operativo de la Policía Metropolitana de Barranquilla, coronel Óscar Daza, confirmó que efectivamente el presunto responsable del homicidio había sido capturado.

Señaló que, luego de que la comunidad reportara el asesinato del conductor, se activó el Blindaje Zonal, haciendo cierres de vías.

El oficial señaló que esa situación obligó a los sospechosos a huir al espacio boscoso donde las unidades del Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes se adentraron en la maleza para perseguirlos guiados por las características suministradas por la comunidad.

Barranquilla: ofrecen $ 10 millones por información de presunto responsable de homicidio

Tras los lamentables hechos ocurridos el pasado 12 de mayo en el suroriente de Barranquilla, en que se registró la muerte de Yuliza Polo Correa, una joven de 23 años, que se encontraba embarazada de gemelos y que recibió un impacto de bala en su cabeza, la Policía Metropolitana de Barranquilla y la Alcaldía Distrital ofrecen recompensa para quien brinde información certera del paradero del presunto responsable, que sería su pareja sentimental y fue identificado como Gregory Alejandro Reyes, de nacionalidad venezolana.

Policía de Barranquilla ofrece 10 millones de recompensa por información del responsable de la muerte de Yuliza Polo
Gregory Alejandro Reyes - Foto: Suministrada

“Está en materia de investigación por el cuerpo técnico de la fiscalía, la policía judicial, inteligencia de la policía, para dar con el paradero del presunto responsable de este hecho, de igual forma se ofrecen hasta diez millones de pesos a la persona que nos dé información para la posible ubicación de este presunto agresor”, indicó el coronel Óscar Daza.

Asimismo, aseguró que continúan las labores para esclarecer el trágico suceso, y hacer justicia es el cometido. “No cederemos ni un milímetro a estos actos de barbarie que no podemos permitir que sucedan en nuestra bella ciudad”.