Tendencias

Home

Bogotá

Artículo

La alcaldesa Claudia López aseguró que Bogotá no recibirá una Ptar Salitre diferente a la que se contrató.
La alcaldesa Claudia López le estará dando frente a la seguridad en Bogotá. - Foto: Alcaldía de Bogotá

bogotá

Claudia López preside un nuevo consejo de seguridad para “desmantelar bandas y judicializar criminales impunes”

El temor se está convirtiendo en una constante para las personas que residen en Bogotá, principalmente estudiantes y trabajadores.

Uno de los factores que más preocupación ha causado a los habitantes de la capital es la inseguridad que se presencia en las diferentes localidades. Cada día, son decenas de quejas y denuncias por acciones fraudulentas, entre las que, principalmente, priman los robos.

A pesar de las acciones que han tomado los entes de control y las autoridades, la situación no cesa. De hecho, en las últimas horas hallaron un vehículo abandonado en el que se habrían transportado varios cuerpos desmembrados en el barrio Bosque Calderón.

En consecuencia, el temor por la vida se está convirtiendo en una constante para las personas que residen en Bogotá, principalmente estudiantes y trabajadores, quienes salen de sus hogares temprano en la mañana y vuelven hasta las últimas de la noche.

Por redes sociales también se ha denunciado esta situación.

A raíz de esta situación, desde las 7:00 a. m. de este martes la alcaldesa Claudia López está presidiendo un consejo de seguridad de la mano de la Policía Metropolitana de Bogotá, la Fiscalía, la Secretaría de Seguridad y diferentes organismos de inteligencia.

De acuerdo con lo compartido por la mandataria de la capital, dicho consejo tiene como objetivo efectuar “las investigaciones para desmantelar bandas y judicializar criminales sin ningún tipo de impunidad”.

Además, lo que se busca es dar resultados óptimos “para garantizar tranquilidad en Bogotá”, algo que si bien es cierto se ha trabajado, los registros de inseguridad siguen en aumento.

Por ahora, no se han dado más detalle de la reunión para la seguridad de la capital, pero la ciudadanía pide respuestas rápidas para actuar en contra de los responsables.

Del otro lado, entre los hallazgos más recientes presentados por la Secretaría Distrital de Seguridad, se dio a conocer que la Sijín desarticuló la estructura Tango, señalada de varios delitos relacionados con explotación sexual a menores.

Los encargados de velar por el bienestar de los bogotanos detallaron que el colectivo estaba conformado por siete personas, entre ellos una pareja que administraba un establecimiento, tipo bar, que parecía una residencia y estaba abierto al público.

Con el uso de aplicaciones móviles, la banda empezaba a delinquir al ofrecer un servicio sexual. A raíz de ello, una menor de edad decidió denunciar junto a su familia la grave situación, por lo que los órganos encargados de la investigación, entre ellos el grupo de Infancia y Adolescencia y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, hicieron un allanamiento al sitio.

De acuerdo con el reporte entregado por la Policía, se logró el rescate de siete menores de edad, de nacionalidad venezolana, al igual que la captura de los siete responsables acusados de delito de trata de personas, pornografía de menores de edad, manipulación de medios de comunicación para ofrecer actividades sexuales y estimulo a la prostitución de jóvenes.

En efecto, la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia agregó que la mencionada estructura se encuentra bajo prisión intramural.

Hurto de celulares

Uno de los hurtos que más se presenta tanto en la capital como en Colombia es el de teléfonos móviles o celulares. Ante esto, el ministro de Justicia, Néstor Osuna, lanzó una propuesta que, aunque no se ha presentado al Congreso y se está elaborando, podría generar polémica por tratarse de una especie de reconciliación judicial entre la víctima y el victimario.

Según el ministro, sería una especie de justicia restaurativa para crear mecanismos complementarios a las leyes existentes del país.

“La justicia puede buscar la forma de reparar a las víctimas y eso puede ser más importante que el castigo penitenciario. Queremos buscar formas de mezclar el castigo tradicional con formas restaurativas donde la víctima propone cómo sería restablecida. Se lograría un acuerdo y, si eso restablece a la víctima, agresión o patrimonio, pues debe darse”, explicó Osuna.

Ante esto, Samuel Hoyos, presidente de Asomóvil, dijo a SEMANA: Más que una propuesta, lo que está planteando el ministro es buscar mecanismos alternativos que permitan reducir este fenómeno criminal del hurto de celulares. Y eso lo encuentro positivo. Todas las opciones sirven, tenemos que buscar alternativas que nos permitan reducir y combatir este fenómeno”.