nación

A la intemperie, así reciben clases los alumnos del Instituto Agrícola La India, en Santander

Un vendaval destruyó siete salones y la red eléctrica del colegio.


Más de 100 estudiantes de bachillerato del Instituto Agrícola La India (INSAI), ubicado en zona rural del municipio de Landázuri (Santander), reciben clases al sol y al agua a causa de un fuerte vendaval que destruyó el techo de las aulas y la red eléctrica de la institución.

Han pasado ocho días desde que ocurrió esta emergencia y la comunidad educativa aún no recibe solución alguna de las autoridades municipales y departamentales, por lo cual los docentes han tenido que improvisar salones en la cancha y zonas verdes del instituto.

“Los docentes y estudiantes asisten a la institución con el ánimo de continuar labores educativas, pero hasta el momento no se han presentado las autoridades competentes para darle solución a esta calamidad que ha dejado sin aulas de clase a más de 100 estudiantes”, indicaron las directivas de INSAI.

Son siete los salones afectados, debido a la caída de árboles que, a su vez, provocó la rotura de las tejas y suspensión total del servicio de energía eléctrica. Así mismo, el material didáctico y otros elementos que utilizaban los estudiantes se dañaron.

“Estamos a la espera que el señor alcalde de Landázuri, Marlon Ballen Castellanos, haga pronta presencia en el corregimiento y la institución con el ánimo de ofrecer ayudas y soluciones a esta calamidad que nos aqueja”, agregaron las directivas.

Así reciben clases

Por medio de un video publicado en el fanpage del Instituto Agrícola La India, los directivos mostraron cómo han tenido que improvisar y con los pocos elementos que tienen a su alcance dictar clases, para que los estudiantes no se atrasen en su proceso académico.

Cada esquina de la cancha se convirtió en un salón, algunos de los alumnos reciben clases sentados en pupitres y otros en el piso. “Estamos en una situación terrible, los profesores han tenido que ingeniárselas para tratar de ganarse la atención de los muchachos en un sitio abierto. El grado sexto lo tenemos sentado en el piso, no podemos entrar a los salones a sacar las sillas porque las tejas están a punto de caerse. Primaria también está recibiendo clases en una sola área”, explica un docente del instituto.

Las clases deben ser suspendidas cuando llueve o hace demasiado calor. “Si llueve nos toca enviarlos a la casa porque no podemos tenerlos así y si hace mucho sol igual, porque no se justifica que reciban las clases con temperaturas altas y sin un ventilador”.

Ante esta situación, tanto directivos como estudiantes y padres de familia hacen un llamado para que les brinden la ayuda que necesitan y poder seguir educando a los niños del corregimiento La India. “No tenemos ninguna ayuda del municipio ni de la Secretaría de Educación, estamos haciendo un llamado de auxilio para que nosotros podamos seguir trabajando”, concluyó el docente.

Cabe recordar que el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) indicó que las lluvias pueden aumentar hasta 60 % para esta época del año e incluso extenderse hasta el mes de septiembre, por lo cual se recomendó a las autoridades departamentales y municipales extremar medidas de prevención.